EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La 'ley rusa' aleja a Georgia de su sueño de adhesión a la UE, advierte Michel

Han estallado protestas masivas en Georgia por el plan del partido gobernante de sacar adelante una ley llamada de "influencia extranjera".
Han estallado protestas masivas en Georgia por el plan del partido gobernante de sacar adelante una ley llamada de "influencia extranjera". Derechos de autor Shakh Aivazov/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Shakh Aivazov/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Jorge LiboreiroShona Murray
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Unión Europea ha redoblado sus críticas a la ley de "influencia extranjera" propuesta por el Gobierno georgiano. Según los críticos, la medida se aprovechará para silenciar voces independientes.

PUBLICIDAD

"Quiero ser claro: este proyecto de ley votado en el Parlamentono acerca a Georgia a la UE. Es todo lo contrario", declaró Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, a 'Euronews' este viernes. "Nos decepciona que este Gobierno haya tomado una decisión así", añadió.

Georgia fue declarada en diciembre candidata oficial a ingresar en el bloque, cumpliendo así la larga aspiración de la antigua república soviética. La decisión fue "fundamental", según Michel, que ahora espera que Tiflis envíe "señales más positivas" a Bruselas.

Preguntado sobre si el incipiente proceso de adhesión podría congelarse como consecuencia de la polémica ley, Michel no fue tan lejos, pero subrayó que cualquier evolución contraria a las normas de la UE tendría un "impacto" en la forma en que Bruselas evalúa las posibilidades del candidato.

"El proceso de ampliación es un proceso basado en los méritos, y la idea para los países candidatos a entrar en la UE es que respeten los principios y valores comunes fundamentales", dijo Michel en la entrevista. "Si votan proyectos de ley que no se ajustan a esos principios y valores, repercute en el proceso".

La legislación propuesta por Georgia obligaría a los medios de comunicación y a las organizaciones sin ánimo de lucro a registrar públicamente "que persiguen los intereses de una potencia extranjera" si reciben más del 20% de sus fondos de fuera del territorio nacional, una disposición que muchos temen que se utilice para denunciar, perseguir y, en última instancia, amordazar a las voces independientes.

La ley también obligaría a las organizaciones a declarar los ingresos recibidos y a presentar un balance financiero anual. El partido gobernante, Sueño Georgiano, propuso y retiró el año pasado una versión casi idéntica de la ley, que ha vuelto a presentarse recientemente, provocando protestas en las calles.

A pesar del creciente rechazo al proyecto, el Parlamento georgiano sacó adelante el texto el miércoles con 83 votos a favor y cero en contra, en una primera lectura boicoteada por la oposición. Esto llevó a Bruselas a redoblar sus advertencias.

"Pedimos a los socios georgianos que no sigan adelante con su legislación porque perjudica a Georgia", declaró este viernes un portavoz de la Comisión Europea.

"Tuvimos una situación similar el año pasado, entonces se retiró la ley y ahora volvieron a presentarla de nuevo en el Parlamento. Pasó la primera lectura. Esto está muy mal", añadió el funcionario, que instó al partido gobernante de Georgia a atender los llamamientos.

"Si algo no está en línea con los principios europeos y no está en línea con las ambiciones de avanzar por el camino de la UE, entonces las consecuencias son bastante claras. Pero vayamos paso a paso", añadió la fuente comunitaria. Para convertirse en ley, el proyecto debería recibir luz verde en otras dos lecturas.

La OTAN expresa su preocupación

La OTAN, a la que Georgia espera ingresar, también ha expresado su preocupación. Es "clave para Georgia, como aspirante a la OTAN, disponer del marco adecuado para garantizar la libertad de los medios de comunicación y la participación de la sociedad civil", declaró Javier Colomina, representante especial de la Alianza para el Cáucaso y Asia Central. "Este borrador es un paso atrás y no favorece la integración euroatlántica de Georgia", dijo en la red social X.

La presidenta de Georgia, Salome Zourabichvili, ha prometido vetar la polémica legislación si llega a su mesa. Pero su oposición podría quedar anulada con 76 votos. Además, su mandato finaliza este año.

El texto ha sido bautizado como la 'ley rusa', ya que presenta similitudes con un proyecto de ley que el Kremlin introdujo hace una década para acallar las voces críticas. Georgia lleva años luchando por contener la influencia prorrusa, una cuestión que muchos consideran que entorpece las ambiciones europeas del país.

Aunque el partido Sueño Georgiano apoya la adhesión a la UE y condena la invasión de Ucrania, también defiende una política "pragmática" hacia Rusia.

El primer ministro, Irakli Kobakhidze, presidente del partido, afirma que la ley es necesaria para garantizar un "nivel mínimo de transparencia" entre las ONG y cumple "todos los principios jurídicos básicos". Kobakhidze se reunió a principios de semana con embajadores de la UE, EE.UU. y el Reino Unido para debatir las preocupaciones que suscita el proyecto de ley.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Georgia pone en riesgo su entrada en la UE con la Ley sobre agentes extranjeros

La UE insta a Georgia a que "no apruebe" la 'Ley de Influencia Extranjera'

Puñetazos en el Parlamento de Georgia y protestas en las calles contra la denominada 'ley rusa'