EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Elecciones francesas: 59,71% a las 17:00, ligeramente más alta que en la primera ronda

Mujer ejerciendo su derecho al voto en Francia
Mujer ejerciendo su derecho al voto en Francia Derechos de autor Jeremias Gonzalez/Copyright 2024. The AP
Derechos de autor Jeremias Gonzalez/Copyright 2024. The AP
Por AP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Al iniciarse la segunda vuelta de las elecciones anticipadas en Francia, nadie sabe con certeza si llegará al poder un Gobierno de derechas o si habrá un Parlamento indeciso.

PUBLICIDAD

En Francia ha comenzado la segunda vuelta de unas elecciones cruciales que podrían dar una victoria histórica a la ultraderechista Agrupación Nacional de Marine Le Pen o desembocar en un Parlamento en blanco y años de estancamiento político. En la primera vuelta, el 30 de junio, la Agrupación Nacional obtuvo la mayor victoria de su historia.

La votación del domingo determina qué partido controla la Asamblea Nacional y quién será primer ministro. Si el apoyo a la débil mayoría centrista de Macron se erosiona aún más, se verá obligado a compartir el poder con partidos opuestos a la mayoría de sus políticas pro-empresariales y pro-Unión Europea.

Más participación que en la primera ronda: 59,71% a las 17:00

Según hemos podido constatar con los datos del Ministerio del Interior francés, la participación a las 12.00 horas en la segunda ronda es del 26,63%. La primera ronda marcó un hito de participación con el 25,9 %, muy por encima de anteriores elecciones legislativas francesas.

Esto implica una participación a las 12:00 horas de un 0,73% más que el pasado domingo. A las 17:00 la participación es de un 59,71%, un 0,22% por encima que en la primera ronda y en cifras generales, por encima de las elecciones posteriores a los años 80.

Muchos partidos retiraron su candidatura para esta segunda vuelta en un intento de frenar a la extrema derecha que marcó un resultado muy alto en la primera ronda.

El resultado sigue siendo muy incierto

Los sondeos realizados entre las dos vueltas sugieren que la Agrupación Nacional podría obtener el mayor número de escaños en la Asamblea Nacional, de 577, pero no llegaría a los 289 escaños necesarios para la mayoría.

Si gana la mayoría, Macron se vería obligado a compartir el poder en un incómodo acuerdo conocido en Francia como cohabitación. Otra posibilidad es que ningún partido obtenga la mayoría, lo que daría lugar a un Parlamento colgado. Eso podría llevar a Macron a buscar negociaciones de coalición con el centro-izquierda o a nombrar un gobierno tecnocrático sin afiliaciones políticas.

Ambas opciones no tendrían precedentes en la Francia moderna y dificultarían que la segunda economía de la Unión Europea tomara decisiones audaces sobre el armamento de Ucrania, la reforma de la legislación laboral o la reducción de su enorme déficit.

Los mercados financieros han estado nerviosos desde que Macron sorprendió incluso a sus aliados más cercanos en junio al anunciar elecciones anticipadas después de que la Agrupación Nacional obtuviera el mayor número de escaños para Francia en las elecciones al Parlamento Europeo.

Muchos votantes franceses, especialmente en ciudades pequeñas y zonas rurales, están frustrados con los bajos ingresos y un liderazgo político de París visto como elitista y despreocupado por las luchas cotidianas de los trabajadores. La Agrupación Nacional ha conectado con esos votantes, a menudo culpando a la inmigración de los problemas de Francia, y ha conseguido un amplio y profundo apoyo en la última década.

30.000 policías desplegados

El racismo y el antisemitismo han empañado la campaña electoral, junto con las cibercampañas rusas, y más de 50 candidatos han denunciado haber sido agredidos físicamente, algo muy inusual en Francia.

El Gobierno va a desplegar 30.000 policías el día de las votaciones, "para que la extrema izquierda o la extrema derecha" no creen "desórdenes", anunció el jueves el ministro del Interior, Gérald Darmanin. "Está ocurriendo algo que roza la liberación de la violencia", declaró Darmanin en una entrevista concedida el jueves a 'France 2', tras la agresión sufrida por la portavoz del Gobierno, Prisca Thévenot.

El recrudecimiento de las tensiones se produce mientras Francia celebra los Juegos Olímpicos, y mientras la selección nacional de fútbol alcanza la semifinal de la Eurocopa 2024, así como el Tour de Francia recorre el país junto a la antorcha olímpica.

Mientras tanto, 49 millones de votantes están inmersos en las elecciones más importantes del país en décadas.

Francia podría tener su primer Gobierno de extrema derecha desde la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial si la Agrupación Nacional obtiene la mayoría absoluta y su líder, Jordan Bardella, de 28 años, se convierte en Primer Ministro.

El partido se impuso en la primera vuelta de los comicios de la semana pasada, seguido de una coalición de partidos de centro-izquierda, extrema izquierda y Verdes, y de la alianza centrista de Macron.

Las elecciones terminan a última hora del domingo

Le Pen ha suavizado muchas de las posiciones del partido. Por ejemplo, ya no aboga por abandonar la OTAN y la UE. La segunda vuelta de las elecciones comenzó el sábado en los territorios franceses de ultramar, desde el Pacífico Sur hasta el Caribe, el Océano Índico y el Atlántico Norte.

Las elecciones terminan el domingo a las 20:00 en la Francia continental. Se esperan las primeras proyecciones de los sondeos el domingo por la noche, y los primeros resultados oficiales a última hora del domingo y primera hora del lunes. Macron dijo que no dimitirá y que seguirá siendo presidente hasta que termine su mandato en 2027.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La extrema derecha francesa no logrará la mayoría en la segunda vuelta de las elecciones, según un sondeo

Peligro en Europa ante la ola de calor extremo que atraviesan varios países, entre ellos España

"El derramamiento de sangre en Gaza debe terminar ya", asegura Von der Leyen