This content is not available in your region

El estancamiento de la OPEP+ amenaza con una guerra de precios ante el aumento de la demanda -AIE

El estancamiento de la OPEP+ amenaza con una guerra de precios ante el aumento de la demanda -AIE
El estancamiento de la OPEP+ amenaza con una guerra de precios ante el aumento de la demanda -AIE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Noah Browning

LONDRES, 13 jul – El estancamiento de las conversaciones entre los principales productores de petróleo sobre la liberación de más oferta podría degenerar en una guerra de precios justo en el momento en que las vacunas de COVID-19 están haciendo que la demanda de petróleo aumente, dijo el martes la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

“La posibilidad de una batalla por la cuota de mercado, aunque sea remota, se cierne sobre los mercados, al igual que la posibilidad de que los elevados precios de los combustibles aviven la inflación y perjudiquen la frágil recuperación económica”, dijo la agencia con sede en París.

“El estancamiento de la OPEP+ significa que, mientras no se alcance un compromiso, las cuotas de producción se mantendrán en los niveles de julio. En ese caso, los mercados del petróleo se tensarán significativamente a medida que la demanda se recupere de la caída inducida por la COVID del año pasado”, añadió en su informe mensual sobre el mercado del petróleo.

Una disputa entre Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos obligó a la OPEP+, que agrupa a los productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Rusia y otros, a abandonar la semana pasada las conversaciones sobre el aumento de la producción tras días de negociaciones.

Aunque el aumento de los casos de virus en algunos países sigue siendo un factor de riesgo, según la AIE, los niveles de almacenamiento de petróleo en la mayoría de los países desarrollados han caído muy por debajo de las medias históricas y las extracciones de reservas de petróleo este otoño serán las mayores en al menos una década.

“Es probable que los mercados del petróleo sigan siendo volátiles hasta que se aclare la política de producción de la OPEP+. Y la volatilidad no ayuda a garantizar una transición energética ordenada y segura, ni va en interés ni de los productores ni de los consumidores”, añadió la AIE.