This content is not available in your region

Abengoa dice que la oferta de Terramar es la única opción viable para evitar la quiebra

Abengoa dice que la oferta de Terramar es la única opción viable para evitar la quiebra
Abengoa dice que la oferta de Terramar es la única opción viable para evitar la quiebra   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 26 jul – La empresa española de ingeniería y energías renovables Abengoa indicó el lunes que ha recibido una oferta actualizada del fondo de capital riesgo Terramar que ofrece la única vía para salvar a la empresa de la liquidación.

Según el grupo, de llevarse a cabo la operación financiera se desarrollará en tres fases con el desembolso por parte de TerraMar de 200 millones de euros en forma de financiación e inversión, además de la participación en el rescate del Estado español y del requisito de la luz verde por parte de los acreedores.

“Los Consejos de Administración de Abengoa y de Abenewco 1 entienden que el plan de reestructuración planteado sobre la oferta vinculante recibida por parte de TerraMar permite alcanzar los objetivos de y se convierte a día de hoy en la única opción para garantizar la viabilidad de Abenewco 1 y su grupo de sociedades participadas”, indica el comunicado.

Abengoa arrastra desde hace años una situación crítica que se ha agravado con la pandemia de COVID-19. Actualmente la empresa está estancada en un complejo proceso de renegociación de su deuda y su estructura de capital, encontrándose la matriz Abengoa en concurso de acreedores.

Abenewco 1, que posee la mayor parte de los activos y pasivos de su matriz y en la que trabajan la mayoría de sus 13.500 empleados, no forma parte del procedimiento de insolvencia.

La parte más peliaguda para sacar adelante la reestructuración será previsiblemente obtener el salvavidas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), a la que la propia Abengoa ya pidió 249 millones de euros para Abenewco 1 a mediados de marzo.

Una propuesta de reestructuración para hacer frente a la montaña de deuda de 6.000 millones de euros de Abengoa se desmoronó en febrero después de que la Junta de Andalucía retirara una oferta de financiación de 20 millones de euros como parte de un acuerdo global de 250 millones de euros.

La empresa sevillana se endeudó de manera importante durante la anterior década para financiar una agresiva expansión hacia las energías limpias desde sus tradicionales proyectos de infraestructuras.

A principios de febrero, Abengoa entró voluntariamente en concurso de acreedores después de que los bancos se negaran a ampliar un plazo para negociar un acuerdo de reestructuración.

TRESFASES

En el primer y segundo tramo, se llevarían a cabo un acuerdo de reestructuración con la mayoría de los acreedores financieros, y Abenewco 1 recibiría financiación por 60 millones de euros, incluyendo una línea de avales de 60 millones del organismo estatal español CESCE.

Posteriormente, tras obtener del Estado español ayudas del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (en última instancia procedentes de la SEPI), se darían una serie de pasos entre los que figura una financiación adicional de 80 millones euros por parte de TerraMar; una ampliación de capital de 60 millones en Abenewco que TerraMar cubriría para controlar el 70%; desembolso de 249 millones de euros de fondos públicos; disponibilidad de avales hasta un total de 300 millones de euros; ejecución de la reestructuración acordada en julio de 2020.

La ampliación de capital supondría una importante dilución de los actuales accionistas, convirtiéndose sus participaciones en minoritarias y pasando Terramar Capital LLC —una sociedad con sede en Los Ángeles— a controlar la empresa de manera mayoritaria.

En cuanto a los 140 millones restantes que aporta Terramar, se incorporarán al balance de Abenewco 1 para reembolsar pasivos existentes, aportar liquidez y cubrir comisiones y gastos.

El plan contempla que la primera fase esté cerrada en septiembre de 2021 y que la tercera fase se realice a partir de octubre de 2021.

Tras la transacción, la deuda de Abengoa sería de 600,8 millones de euros, de los cuales 249 corresponderían al Estado a través de la SEPI, 140 millones a Terramar y 143,8 millones de euros a endeudamiento entre empresas del grupo para suministros y proyectos (Opco), entre otros.