This content is not available in your region

Los pedidos industriales alemanes aumentan gracias a la fuerte demanda exterior

German services recover, factories struggle - PMI
German services recover, factories struggle - PMI   -   Derechos de autor  (c) Copyright Thomson Reuters 2021. Click For Restrictions - https://agency.reuters.com/en/copyright.html
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

BERLÍN, 6 sep – Los pedidos industriales alemanes aumentaron inesperadamente en julio, según las cifras oficiales del lunes, alcanzando un máximo tras la reunificación y apuntando a un sólido comienzo del segundo semestre en la sala de máquinas de la mayor economía europea.

Las cifras publicadas por la Oficina Federal de Estadística mostraron que los pedidos de productos alemanes aumentaron un 3,4% en el mes en términos desestacionalizados. Una encuesta de Reuters entre analistas apuntaba a una caída del 1,0% en el mes.

El desglose de los datos mostró que los pedidos nacionales cayeron un 2,5% en el mes y los extranjeros aumentaron un 8,0%.

Los pedidos de la zona euro cayeron un 4,1%, mientras que los del resto del mundo aumentaron un 15,7%, principalmente por los grandes pedidos del sector naval.

Bastian Hepperle, economista de Bankhaus Lampe, dijo: “La evolución en Alemania es decepcionante: las carteras de pedidos siguen estando bien cubiertas y la cartera de pedidos es elevada”.

“Debido a la falta de materiales y productos primarios, hay considerables dificultades para tramitar los pedidos”, añadió.

Una encuesta mostró la semana pasada que los fabricantes alemanes tuvieron dificultades para satisfacer la fuerte demanda de bienes industriales en agosto, ya que la escasez de suministro de materias primas y componentes, como los semiconductores, frenó la producción e hizo subir los precios.

La economía alemana repuntó en el segundo trimestre con una tasa de crecimiento del 1,6% en comparación con los tres meses anteriores, ya que la relajación de las restricciones del COVID-19 animó a los consumidores a echar mano de los ahorros récord acumulados durante el confinamiento del invierno.

El Gobierno prevé que la economía crezca un 3,5% este año y un 3,6% el próximo, aunque los cuellos de botella de la oferta y el aumento de los casos de COVID-19 están llevando a las empresas a adoptar una visión más pesimista. La confianza empresarial alemana cayó por segundo mes consecutivo en agosto.