This content is not available in your region

Los pedidos industriales alemanes caen más de lo previsto en agosto

Los pedidos industriales alemanes caen más de lo previsto en agosto
Los pedidos industriales alemanes caen más de lo previsto en agosto   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

BERLÍN, 6 oct – Los pedidos de la industria alemana cayeron más de lo previsto en agosto, debido a una menor demanda del extranjero, tras dos meses de subidas inusualmente fuertes debido a contratos de gran volumen, según los datos publicados el miércoles.

Las cifras publicadas por la Oficina Federal de Estadística mostraron que los pedidos de productos hechos en Alemania descendieron un 7,7% en el mes en términos desestacionalizados. Un sondeo de Reuters entre analistas apuntaba a una caída del 2,1% en términos mensuales.

Las empresas automovilísticas alemanas tienen dificultades para hacer frente a un aumento de la demanda tras la pandemia de principios de año, debido a la falta de microchips y otros productos intermedios que está frenando la recuperación de la mayor economía europea.

La fuerte caída del mes se debió en parte a los pedidos anteriores de aviones, barcos y otros vehículos de gran tamaño, que habían hecho subir los pedidos un 4,9% en julio y un 4,6% en junio, según la oficina.

Sin este efecto distorsionador, los pedidos industriales bajaron un 5,1% en agosto.

Otra razón para la cifra más débil de lo esperado fue la menor demanda del extranjero, especialmente de los clientes de fuera de la zona del euro.

El Ministerio de Economía también señaló un descenso inusualmente fuerte de los pedidos de automóviles, que vinculó en parte a los efectos especiales de las vacaciones en algunas regiones con grandes fábricas de automóviles.

No obstante, los pedidos industriales globales se mantuvieron en un nivel históricamente alto y ya estaban un 8,5% por encima de sus niveles anteriores a la crisis de febrero de 2020, el mes antes de que Alemania se viera afectada por la pandemia del COVID-19, dijo el ministerio.

“El resultado a primera vista es impactante, pero dado el alto nivel general, duele menos que en tiempos normales”, dijo el economista de Bankhaus Lampe Alexander Krueger.

El principal problema de la industria alemana sigue siendo la falta de semiconductores y otros productos intermedios, ya que los problemas de la cadena de suministro siguen impidiendo la tramitación de los pedidos.

“Las cancelaciones de pedidos tenderán por tanto a aumentar. Sin que se vislumbre un alivio de los cuellos de botella en el suministro, la industria seguirá sufriendo”, añadió Krueger. “La industria seguirá siendo un lastre para el crecimiento en el cuarto trimestre”.