This content is not available in your region

China liberalizará el precio de la energía térmica para hacer frente a la crisis energética

China liberalizará el precio de la energía térmica para hacer frente a la crisis energética
China liberalizará el precio de la energía térmica para hacer frente a la crisis energética   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Muyu Xu y Shivani Singh

PEKÍN, 12 oct – La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC, por sus siglas en inglés) de China declaró el martes que liberalizará totalmente los precios de la electricidad generada a partir del carbón y que todos los usuarios industriales y comerciales tendrán que comprar en el mercado.

La NDRC declaró, sin dar un plazo concreto, que el 100% de la electricidad generada a partir del carbón se tarifará a través del mercado, frente al 70% actual en el país.

Los usuarios industriales y comerciales tendrán que comprar “lo antes posible” directamente en el mercado o a través de agentes en la red eléctrica, frente al 44% de estos usuarios que actualmente compran directamente en el mercado. El resto de los compradores paga actualmente precios fijos.

Las reformas son el último esfuerzo de Pekín para hacer frente a la crisis energética que afecta a la segunda economía del mundo y que se espera que dure hasta finales de año.

Los analistas y comerciantes han previsto un recorte del 12% en el consumo de energía industrial en el cuarto trimestre, ya que se espera que el suministro de carbón sea insuficiente este invierno. 

“(La reforma de los precios) está pensada para reflejar la demanda y el consumo de energía y, en cierta medida, para aliviar las dificultades de funcionamiento de las empresas eléctricas y animar a las plantas a aumentar el suministro de energía”, dijo Peng Shaozong, un responsable de la NDRC, en una rueda de prensa el martes.

El viernes, el Consejo de Estado de China dijo que permitiría que los precios de la electricidad producida con carbón fluctúen hasta un 20% respecto a los niveles básicos, lo que supone un aumento respecto a los límites anteriores, para evitar el alto consumo de energía. 

La reforma energética de China no tendrá ningún impacto en el índice de precios al consumo (IPC) y un impacto limitado en otros indicadores económicos, dijo Peng.