This content is not available in your region

Los asesores del Gobierno alemán recortan las previsiones de crecimiento y prevén más inflación

Los asesores del Gobierno alemán recortan las previsiones de crecimiento y prevén más inflación
Los asesores del Gobierno alemán recortan las previsiones de crecimiento y prevén más inflación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

BERLÍN, 10 nov – Los asesores económicos del Gobierno alemán recortaron el miércoles su previsión de crecimiento para la mayor economía de Europa para el próximo año, lo que supone un quebradero de cabeza político para los tres partidos que están en conversaciones para formar el nuevo Gobierno de Alemania.

Los asesores, cuyas previsiones son utilizadas por el Gobierno alemán en la determinación de la política fiscal, recortaron sus perspectivas de crecimiento para 2021 al 2,7%, en lugar del 3,1% que pronosticaban en marzo, pero elevaron sus perspectivas para el próximo año en seis puntos porcentuales, hasta el 4,6%.

El menor optimismo, achacado por los asesores a los cuellos de botella de la cadena de suministro y a la presión inflacionista que afecta a la economía mundial, puede crear problemas adicionales a los partidos de la posible coalición a la hora de llevar a cabo sus promesas de inversiones transformadoras para la transición ecológica de la economía y de volver a los estrictos límites de endeudamiento a partir de 2023 sin subir los impuestos.

La oficina federal de auditoría había advertido el miércoles que las finanzas del Gobierno federal estaban en un estado crítico tras dos años de gastos relacionados con la pandemia, y dijo que el próximo Ejecutivo debe reconducir la situación.

Los socialdemócratas de Olaf Scholz, que liderarán el Gobierno si las conversaciones tienen éxito, y los Verdes se muestran más relajados con respecto al gasto público, pero para los demócratas libres, que son partidarios de las empresas, la disciplina fiscal es fundamental.

Los asesores también señalan en su informe que prevén que la actual racha inflacionista continúe hasta bien entrado el año 2022.

La inflación, impulsada por los altos precios de producción, sería del 3,1% este año y del 2,6% en 2022. La actividad económica crecería un 4,6% el próximo año, lo que supone una mejora respecto a la previsión del 4% de marzo.

El Gobierno debe responder al informe de los asesores a principios de 2022. Los partidos de la coalición pretenden llegar a un acuerdo para Navidad, tres meses después de las elecciones federales alemanas.