This content is not available in your region

¿Cuáles son los síntomas que sufren los enfermos de COVID-19 con la variante Ómicron?

Access to the comments Comentarios
Por euronews  con AFP
Reino Unido impondrá cuarentenas y pruebas de COVID-19 a los viajeros, vengan de donde vengan.
Reino Unido impondrá cuarentenas y pruebas de COVID-19 a los viajeros, vengan de donde vengan.   -   Derechos de autor  Frank Augstein/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Mientras el mundo comienza a cerrarse de nuevo ante la amenaza de la variante Ómicron del coronavirus, una médico sudafricana que ha tratado a decenas de personas infectadas y que fue de las primeras en lanzar la alerta a las autoridades, asegura que los síntomas de los enfermos son leves, aunque poco habituales.

La doctora Angelique Coetzee, que además es presidenta de la Asociación Médica sudafricana, ha tratado a una treintena de enfermos con la nueva variante de la COVID-19 y por el momento asegura que ninguno tuvo que ser hospitalizado.

La principal característica común parece ser el cansancio. "Lo que les trajo a mi consulta" en Pretoria "fue una fatiga extrema", dijo a la agencia AFP.

La mayoría eran hombres menores de 40 años. Algo menos de la mitad estaban vacunados.

Además de la fatiga, sufrían dolores y molestias, tos seca o "picor de garganta", dijo. Sólo unos pocos tenían fiebre baja y casi ninguno tuvo pérdida de olfato y gusto.

AFP
La doctora Coetzee durante su entrevista con AFPAFP

"Tuvimos un caso muy interesante, una niña de unos seis años con fiebre y un pulso muy alto, y me pregunté si debía ingresarla. Pero cuando hice el seguimiento dos días después, estaba mucho mejor", dijo la doctora Coetzee a The Telegraph.

La doctora Coetzee recuerda que se sabe muy poco sobre la peligrosidad de esta variante, que sin embargo la OMS ha calificado de "preocupante".

"No digo que no vaya a haber enfermedades graves", pero "de momento, incluso los pacientes que hemos visto que no estaban vacunados tienen síntomas leves", dijo. Ni sus pacientes ni ninguno de los tratados por otros médicos sudafricanos necesitaron oxígeno, todos presentaban niveles de oxígeno estables.

"Estoy seguro de que muchas personas en Europa tienen este virus, pero no se ha detectado mucho porque la gente ha estado pendiente de los síntomas del Delta", añadió la médico.

Coetzee reconoce que se desconocen los efectos de la variante ómicron en pacientes de edad avanzada.

¿Por qué se considera una variante peligrosa?

Entonces ¿Por qué tanto revuelo? ¿Por qué la Organización Mundial de la Salud la ha clasificado automáticamente como variante preocupante?

Lo que preocupa de la variante Ómicron no son tanto los síntomas como la rapidez con la que se ha propagado. El primer caso se detectó el 9 de noviembre y la semana pasada las tres cuartas partes de los casos registrados en Sudáfrica -unos 3.000 después de un periodo con muy pocas infecciones- se deben a esta variante.

Pero la principal incógnita en torno a esta variante son sus múltiples mutaciones. Algunas inquietantes, según la terminología de la OMS. Principalmente por el riesgo de reinfección. También tiene mutaciones en la proteína S o "spike", en la espiga que utilizan todas las vacunas disponibles actualmente.

Una aparición fulgurante

La doctora Coetzee alertó a las autoridades sanitarias el 18 de noviembre de este "cuadro clínico que no se corresponde con el Delta", la variante dominante en Sudáfrica hasta entonces. No se sorprendieron, pues el fenómeno ya estaba siendo estudiado.

Investigadores sudafricanos anunciaron el 25 de noviembre que habían identificado la variante B.1.1.529, bautizada al día siguiente como Ómicron por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por eso también esta variante se ha detectado a un ritmo superior a las anteriores, según explica la OMS.

La detección de la nueva variante provocó una oleada de pánico, y muchos países decidieron en pocas horas prohibir el acceso a su territorio a los viajeros procedentes del sur de África.

Otro factor para la rápida expansión de la variante, es que se puede detectar fácilmente con algunos tests PCR, ya que no se aparece uno de los genes que se utilizan para verificar la presencia del virus, el llamado S gene dropout o S gene target failure, sin necesidad de hacer un secuenciado genético para determinar la variante.

Varios países han notificado casos de Omicron, entre ellos Bélgica, Italia, Gran Bretaña y Alemania, en general de viajeros procedentes de países de África Austral, aunque esto podría deberse simplemente a que se está secuenciando la variante en los casos sospechosos y no en otros casos.

El presidente sudafricano lamentaba hoy mismo las restricciones de viaje asegurando que no tienen ningún fundamento científico y que se está penalizando a Sudáfrica por haber sido reactiva y transparente en detectar y comunicar la aparición de la nueva variante.