This content is not available in your region

Barril repunta casi un 5% por menor temor a ómicron y conversaciones con Irán

Oil price rally set to ease as supply rebounds, IEA says
Oil price rally set to ease as supply rebounds, IEA says   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Alex Lawler

NUEVAYORK, 6 dic -Los precios del petróleo subieron casi un 5% el lunes por la expectativa de que la variante del ómicron del coronavirus tenga un impacto económico menos perjudicial si sus síntomas resultan ser mayoritariamente leves, y cuando algunos países miembros de la OPEP daban señales de confianza en el mercado.

* Según informes de Sudáfrica, los casos de ómicron en el país sólo han mostrado síntomas leves, y el máximo responsable de enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, dijo a la CNN que “no parece que haya un alto grado de gravedad” hasta el momento.

* La Casa Blanca dijo el lunes que la prohibición de entrada al país de extranjeros procedentes de ocho países del sur de África es algo que los asesores de salud pública del presidente Joe Biden reconsideran a diario.

* El petróleo Brent subió 3,20 dólares, o un 4,58%, a 73,08 dólares el barril. El crudo estadounidense West Texas Intermediate subió 3,23 dólares, o un 4,87%, a 69,49 dólares el barril.

* La semana pasada, ambos referenciales cayeron por sexta semana consecutiva.

* “Todas las noticias son alcistas hoy”, dijo Phil Flynn, analista principal de Price Futures Group.

* El Brent, la referencia mundial, ha subido un 38% este año, apoyado por los recortes de producción liderados por el grupo de productores OPEP+, aunque ha caído desde un máximo de tres años por encima de los 86 dólares en octubre.

* El grupo OPEP+, formado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, entre ellos Rusia, decidió la semana pasada seguir aumentando la oferta mensual en 400.000 barriles diarios (bpd) en enero, pese a la caída de los precios por el temor a ómicron.

* El petróleo también se vio favorecido porque se desvanecen las perspectivas de un aumento de las exportaciones de petróleo iraní, después de que la semana pasada no avanzaron las conversaciones indirectas entre Estados Unidos e Irán para salvar el acuerdo nuclear iraní de 2015.