This content is not available in your region

Cuba dice que es prioritario controlar la inflación en el inicio de la recuperación

Cuba dice que es prioritario controlar la inflación en el inicio de la recuperación
Cuba dice que es prioritario controlar la inflación en el inicio de la recuperación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Marc Frank

LA HABANA, 21 dic – El ministro de Economía de Cuba, Alejandro Gil, dijo el martes en una sesión de fin de año de la Asamblea Nacional que el país tomará medidas para controlar el aumento de los precios y aliviar la escasez a medida que la recuperación de la recesión generada por la pandemia se afiance.

La maltrecha economía cubana se contrajo un 10,9% en 2020 debido a que la pandemia cerró el turismo, lo que se sumó a las sanciones impuestas por Estados Unidos. Las autoridades esperan que la economía se recupere sólo un 2% en 2021.

Una cuestión clave, dijo Gil, fue la inflación, que el gobierno cubano sitúa en un 70% pero que, según los expertos, es mucho mayor.

Gil dijo que “restaurar el valor y el papel del peso en la economía” sería vital para alcanzar el objetivo de una expansión del 4% de la economía el próximo año. “En 2022, avanzaremos gradualmente en la eliminación de la inflación. No será fácil, pero tampoco es imposible”, dijo a principios de esta semana.

El dólar estadounidense se ha disparado en el mercado informal cubano hasta situarse en torno a los 75 pesos, más del triple del tipo de cambio oficial de 24 pesos. El peso se desplomó este año después de que Cuba abandonara un sistema de doble moneda que mantenía una divisa a la par del dólar y otra más débil para uso interno.

Gil dijo que subir los salarios sólo aumentaría la espiral inflacionaria y que Cuba no podría importar productos baratos para salir de la crisis porque no tiene divisas para hacerlo.

En cambio, afirmó, las medidas adoptadas este año que impulsarían el crecimiento y aumentarían la producción nacional, como la concesión de mayor autonomía a las empresas estatales y la legalización de las pequeñas y medianas privadas, ayudarían a mantener los precios bajos para los cubanos que ya sufren escasez.

Orlando, un propietario de una hamburguesería en La Habana, dijo a Reuters que el aumento de los costos de las materias primas había puesto sus precios por las nubes. “El año pasado vendía una hamburguesa de cerdo a 25 pesos, ahora está a 85″, dijo, pidiendo ser identificado sólo por su nombre de pila.

Pavel Vidal, ex economista del Banco Central de Cuba, dijo que el gobierno estaba utilizando un modelo anticuado para calcular su índice de precios al consumidor que no tenía en cuenta el creciente sector privado y los mercados informales.

“Subestima la verdadera inflación que ha estado ocurriendo en gran medida en los mercados privados e informales”, aseguró, añadiendo que los precios al consumidor habían experimentado “con seguridad” un aumento de tres dígitos.

Los informes de tres economistas encuestados por Reuters estimaban la inflación en un rango entre el 100% y el 500%. “Esto coincide con la información anecdótica que indica que los precios de los productos en promedio han subido entre 4 y 8 veces”, dijo Vidal.