This content is not available in your region

El Banco de España ve cierta sobrevaloración en el sector inmobiliario

El Banco de España ve cierta sobrevaloración en el sector inmobiliario
El Banco de España ve cierta sobrevaloración en el sector inmobiliario   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Jesús Aguado

MADRID, 23 dic – El sector inmobiliario español está ligeramente sobrevalorado tras las recientes subidas de los precios, pero sigue estando lejos de los niveles observados antes de que estallara la burbuja inmobiliaria de hace casi 15 años, que sumió al sistema bancario del país en una crisis financiera, dijo el jueves un responsable del Banco de España.

Tras verse afectados por las restricciones introducidas en marzo de 2020 para combatir la pandemia del COVID-19, los precios inmobiliarios de España han comenzado a recuperarse y la venta de viviendas también se ha disparado.

A principios de este mes, el Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo que su índice de precios de vivienda (IPV) subió un 4,2% en el tercer trimestre, el mayor aumento desde el mismo trimestre de 2019, después de una subida del 3,3% en el segundo trimestre.

“De momento lo que tenemos en la actualidad es una ligera sobrevaloración. De momento es pequeña, y desde luego está lejos de los niveles que teníamos antes de la crisis financiera global”, dijo en una sesión informativa Ángel Estrada, director general de estabilidad financiera del Banco de España.

La crisis inmobiliaria de 2008 dejó a millones de personas sin trabajo, forzó la inyección de 41.000 millones de euros en el sistema bancario del país en 2012 y dejó a la deuda de España al borde del rescate.

Estrada dijo que por ahora la situación no requiere de medidas paliativas, aunque las autoridades financieras del Banco de España se mantienen “muy vigilantes”, añadiendo que otros países europeos están en una situación diferente.

En noviembre, el Bundesbank alemán advirtió que el mercado inmobiliario del país podría estar sobrevalorado en hasta un 30%.

Estrada habló después de que el Banco de España aprobara el jueves la ampliación de su conjunto de herramientas macroprudenciales.

El banco introdujo un componente sectorial del colchón de capital anticíclico, límites a la concentración en sectores específicos y límites y condiciones en la concesión de préstamos y otras transacciones.

Los colchones de capital anticíclicos son un instrumento de prudencia que buscan mitigar o prevenir los riesgos cíclicos causados por el crecimiento excesivo del crédito, exigiendo a los bancos durante las épocas de fuerte crecimiento que aumenten sus reservas, que luego estarían disponibles en caso de una desaceleración.