This content is not available in your region

Las ventas minoristas de Japón aumentan en noviembre, pese a la amenaza de ómicron

Las ventas minoristas de Japón aumentan en noviembre, pese a la amenaza de ómicron
Las ventas minoristas de Japón aumentan en noviembre, pese a la amenaza de ómicron   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Kantaro Komiya y Yoshifumi Takemoto

TOKIO, 27 dic – Las ventas minoristas de Japón aumentaron más rápido de lo esperado en noviembre, gracias a que la disminución de los casos de COVID-19 durante el mes animó a los consumidores a incrementar el gasto en bienes y servicios.

Para apoyar la economía nacional, el parlamento japonés aprobó la semana pasada un presupuesto extra de 317.000 millones de dólares que incluye pagos a familias y empresas afectadas por la pandemia, mientras que el Gobierno nipón aprobó un presupuesto récord de 940.000 millones de dólares para el año fiscal 2022.

No obstante, as perspectivas de una recuperación impulsada por el consumo se ven empañadas por las incertidumbres en torno a la nueva variante ómicron del coronavirus, que comenzó a propagarse en a nivel local la semana pasada en las ciudades más grandes de Japón.

“Hasta ahora, los consumidores no se han preocupado demasiado por ómicron, ya que los datos de tráfico peatonal siguen mostrando un aumento”, dijo Masato Koike, economista principal del Instituto de Investigación de la Vida Dai-ichi.

El Gobierno japonés dijo el jueves que no estaba considerando cambios inmediatos en las restricciones por COVID-19 debido a la variante ómicron.

“Pero si las nuevas infecciones se disparan (…) existe el riesgo, o la probabilidad en este momento, de que el consumo se vea suprimido por ómicron”, dijo Koike, añadiendo que los viajeros que regresan a sus hogares durante la temporada de vacaciones podrían propagar las infecciones.

Las ventas japonesas al por menor aumentaron un 1,9% en noviembre con respecto al año anterior, según mostraron datos gubernamentales el lunes, más rápido que la previsión media de los economistas de un aumento del 1,7% y que el avance del 0,9% de octubre.

Las ventas de carburantes aumentaron un 29,2% en noviembre respecto al año anterior, gracias a la subida de los precios de las materias primas, lo que impulsó la tendencia general del comercio minorista. Las ventas de coches cayeron un 14,1% debido a la escasez de oferta y las de productos electrónicos bajaron un 10,6% por la disminución de la demanda de electrodomésticos.

En comparación con el mes anterior, las ventas al por menor aumentaron un 1,2% en noviembre en términos desestacionalizados, tras una subida revisada a la baja del 1,0% en octubre.