This content is not available in your region

El Ibex-35 vuelve a los 8.600 puntos gracias a la banca y pendiente de la guía de los datos macro

El Ibex-35 rebota pendiente de la llegada del ejército ruso a Kiev
El Ibex-35 rebota pendiente de la llegada del ejército ruso a Kiev   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

8 feb – El principal índice de la bolsa española rebotó por encima de los 8.600 puntos el martes tras cuatro sesiones seguidas de caídas, con los bancos liderando las subidas en una nueva jornada de calibración del devenir de la política monetaria tras nuevas declaraciones de responsables del Banco Central Europeo.

Tras las declaraciones del lunes de Christine Lagarde en contra de la necesidad de un gran endurecimiento de postura del BCE, Pablo Hernández de Cos, miembro de su consejo de gobierno, dijo el martes que cualquier posible decisión en este sentido será gradual y atemperada a la evolución macroeconómica.

“Los bancos centrales de todo el mundo se han embarcado en un giro agresivo (de su política monetaria)”, dijo David Riley, de BlueBay Asset Management. “Como su tolerancia al aumento de la inflación es persistentemente menor que la indicada anteriormente, estamos pasando a un régimen en el que habrá más volatilidad macro”.

Aunque previamente los rendimientos soberanos del sur de la eurozona perdieron terreno, la situación se invirtió tras las declaraciones de De Cos, con la rentabilidad del bono italiano a 10 años subiendo hasta el 1,85% tras haber caído previamente al 1,78%. [GVD/EUR]

La principal referencia macro de la semana serán los datos de los precios al consumo de Estados Unidos de enero, que se publicarán el jueves, que podrían ofrecer más pistas sobre la primera subida de tasas postpandémica de la Fed después de que los sólidos datos laborales de la semana pasada desplazaran el foco a las presiones inflacionistas.

Más allá del endurecimiento monetario de los principales bancos centrales, la renta variable está sufriendo el efecto de la tensión geopolítica por Ucrania y una tanda de resultados mixtos de las grandes empresas tecnológicas de Estados Unidos.

Así las cosas, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con un alza de 116,20 puntos el martes, o un 1,36%, hasta 8.674,60 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 no registró cambios.

Destacaron las subidas del sector bancario, con Sabadell cerrando en lo más alto con un alza del 7,46% tras una mejora de recomendación de JP Morgan, seguido de cerca por Caixabank, que avanzó un 3,97% tras otra subida de la recomendación, en este caso de Citi.

Entre los demás bancos, Santander subió un 2,34%, BBVA se anotó un 2,35% y Bankinter se revalorizó un 3,39%.

También destacaron los valores del turismo ante la gradual mejora de las perspectivas sectoriales frente al COVID-19, el día en que el gigante alemán de turismo TUI dijo que sus reservas de viajes se van acercando a los niveles anteriores a la crisis.

La gestora de aeropuertos AENA ganó un 4,23%, el holding de aerolíneas angloespañol IAG ganó un 4,52%, el grupo de reservas de vuelos Amadeus se revalorizó un 0,76% y la hotelera Meliá se anotó un 2,32%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica se anotó un 2,53%, Inditex avanzó un 2,78%, Iberdrola se dejó un 1,09%, Cellnex cayó un 0,71% y la petrolera Repsol perdió un 1,26%.