This content is not available in your region

Un consejero de Toshiba respalda el plan que podría abrir la puerta a la compra

In surprise move, Toshiba CEO resigns amid opposition to restructuring plans
In surprise move, Toshiba CEO resigns amid opposition to restructuring plans   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Makiko Yamazaki

17 mar – Un consejero independiente de Toshiba Corp rompió filas con la postura oficial del consejo de administración de la empresa el jueves, diciendo que apoyaría una resolución en la junta extraordinaria de accionistas de la próxima semana que podría allanar el camino para un potencial acuerdo de compra de la empresa.

Los comentarios del estadounidense Raymond Zage, exbanquero de Goldman Sachs y gestor de fondos de cobertura, marcan un nuevo giro en una larga lucha entre el conglomerado japonés de 146 años y su gran número de accionistas extranjeros.

La semana pasada, el fondo estadounidense Farallon Capital Management, del que Zage fue director general y sigue siendo asesor, se unió a un coro de inversores que se oponen al plan de la empresa de dividirse mediante la escisión de su negocio de dispositivos.

Zage dijo en un comunicado que votaría a favor de una resolución en la junta extraordinaria del 24 de marzo en la que se solicitaría que la empresa siguiera investigando la posibilidad de una compra. El consejo de administración de Toshiba ha dicho que se opone a la resolución.

“No debería ser difícil, ni llevar mucho tiempo, obtener indicaciones preliminares de la oferta y que se pudiera proporcionar algún nivel de información adicional a los accionistas con el fin de comparar una posible exclusión de bolsa con el valor potencial del plan de escisión propuesto”, dijo.

Toshiba no hizo comentarios inmediatos sobre la declaración de Zage.

El consejero delegado de Toshiba, Satoshi Tsunakawa, dimitió este mes, en una salida repentina que se produjo después de que algunas fuentes dijeran que los planes de escisión habían generado división en la empresa, además de alimentar la ira de los accionistas.

Zage dijo que creía ser uno de los 100 principales accionistas de la empresa y que poseía más acciones que el resto del consejo de administración y la alta dirección juntos.