This content is not available in your region

Danone continuará la fabricación de productos esenciales en Rusia

Danone continuará la fabricación de productos esenciales en Rusia
Danone continuará la fabricación de productos esenciales en Rusia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PARÍS, 23 mar – El grupo alimentario francés Danone dijo el miércoles que continuará con la producción local en Rusia de productos lácteos y de nutrición infantil esenciales, pero que ha cortado otros lazos con el país por la guerra en Ucrania.

La empresa dijo que ha puesto fin a otras importaciones y exportaciones en Rusia, así como a todas las inversiones, incluyendo la publicidad y las promociones para el consumidor, y que no tomará ningún dinero en efectivo, dividendos o beneficios de su negocio en el país.

Su rival Nestlé dijo el miércoles que detendría las ventas en Rusia de varios productos no esenciales, incluyendo las marcas KitKat y Nesquik, ya que las empresas occidentales se enfrentan a la presiones gubernamentales para evitar a Rusia por su invasión de Ucrania.

Danone dijo que ha condenado la guerra, que Rusia llama una “operación militar especial”, desde el principio, sin ambigüedad.

Dijo que apoyar al pueblo ruso y a sus trabajadores no significa apoyar las acciones de Moscú y que su prioridad será siempre la seguridad de sus colegas ucranianos.

“También tenemos el deber de cuidar a nuestros 8.000 colegas en Rusia, a los ciudadanos rusos, a la gente común, que confía en nosotros para la nutrición infantil, la nutrición médica, los productos lácteos, los alimentos esenciales”, dijo Danone.

La empresa dijo que no espera obtener beneficios en Rusia, ni pagar impuestos por ello en un futuro previsible, y añadió que si obtiene algún beneficio allí durante la guerra, lo donará a organizaciones de ayuda humanitaria.

Danone dijo que obtuvo alrededor del 5% de sus ingresos en Rusia en 2021 y menos del 1% en Ucrania, donde tiene cerca de 1.000 trabajadores.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dijo el miércoles a los legisladores franceses que las empresas de Francia, incluido el minorista Auchan, deberían abandonar el mercado ruso.

Auchan, que cuenta con 30.000 trabajadores en Rusia, no quiso hacer comentarios.