This content is not available in your region

EEUU busca reducir factura energética de hogares con 3.200 millones de dólares para la eficiencia

EEUU busca reducir factura energética de hogares con 3.200 millones de dólares para la eficiencia
Por Reuters

Por Nandita Bose y Timothy Gardner

WASHINGTON, 30 mar – El gobierno de Joe Biden hará disponibles casi 3.200 millones de dólares de la ley bipartidista de infraestructuras para ayudar a los estadounidenses a reducir los costos energéticos en el hogar, dijo el miércoles la secretaria de Energía, Jennifer Granholm.

Los estadounidenses de bajos ingresos gastan hasta el 30% de su sueldo en energía. Esta inversión les ayudará a permitirse mejoras en sus hogares, como el cambio a un mejor aislamiento y ventilación, la instalación de sistemas de calefacción y refrigeración energéticamente eficientes y la actualización de la iluminación y los electrodomésticos, afirmó.

“Los 3.200 millones de dólares que estamos movilizando hoy son unas 10 veces lo que gastamos en la readaptación de los hogares cada año”, dijo Granholm. Las mejoras en la eficiencia tendrán un impacto inmediato al ayudar a las familias a ahorrar entre cientos y miles de dólares al año en las facturas de energía, comentó.

El actual programa gubernamental mejora 38.000 hogares al año. La cantidad adicional elevará esa cifra a 450.000 hogares, agregó.

Los 3.200 millones de dólares serán distribuidos por el Programa de Asistencia para la Climatización del Departamento de Energía, que recibe solicitudes de los estados, las tribus y los territorios para la financiación de la modernización de los hogares de bajos ingresos.

En noviembre, Biden promulgó una ley de infraestructuras de un billón de dólares que crearía puestos de trabajo en todo el país al distribuir miles de millones de dólares a los gobiernos estatales y locales para arreglar puentes y carreteras en mal estado y ampliar el acceso a Internet de banda ancha a millones de estadounidenses.

En 2021, el precio nominal medio de la electricidad al por menor pagado por los clientes residenciales en Estados Unidos aumentó a su ritmo más rápido desde 2008, con un alza del 4,3% desde 2020 hasta los 13,72 céntimos por kilovatio hora, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA).

Los precios de la mayoría de tipos de productos energéticos subieron de manera significativa en 2021, incluido el coste de los combustibles para la generación de energía, sobre todo el gas natural, que ayudó a impulsar los precios de la electricidad, según el análisis de la EIA.