This content is not available in your region

Los tipos deben subir, pero el BCE luchará contra la fragmentación -responsables

Villeroy, del BCE, dice que habrá una subida de tipos "gradual pero sostenida"
Villeroy, del BCE, dice que habrá una subida de tipos "gradual pero sostenida"   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PARÍS, 9 jun -El Banco Central Europeo necesita tomar medidas “contundentes” para controlar la inflación, pero también está plenamente decidido a contener cualquier aumento indebido de los costes de los préstamos en la periferia de la zona del euro, dijeron los dirigentes monetarios el viernes.

El jueves, el BCE señaló una subida de los tipos de interés de 25 puntos básicos en julio y dijo que podría ser necesario un aumento mayor en septiembre, ya que las presiones inflacionistas estaban aumentando y se estaban ampliando, lo que aumenta el riesgo de que el alto crecimiento de los precios se afiance.

“Las tasas de inflación de la zona del euro no bajarán por sí solas”, dijo el presidente del Bundesbank alemán, Joachim Nagel, en un comunicado. “La política monetaria está llamada a reducir la inflación mediante una acción decidida”.

Aunque el BCE elevó el jueves su proyección de inflación para 2022 al 6,8%, más del triple de su objetivo del 2%, dijo que la cifra habría sido aún mayor, del 7,1%, si hubiera incluido también los datos publicados después de la fecha límite.

“La inflación de este año será aún más fuerte de lo que fue a principios de la década de 1980″, dijo Nagel, refiriéndose al último periodo de crecimiento de precios dolorosamente alto.

Sin embargo, las subidas de tipos aumentan el riesgo de que se abra una amplia brecha entre los costes de endeudamiento de los distintos miembros de la eurozona, especialmente Alemania y las naciones del sur más endeudadas, como Italia, España y Grecia.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, prometió combatir este tipo de fragmentación “injustificada” y dijo que el BCE podría incluso desplegar una nueva herramienta, si fuera necesario, pero no dio detalles.

Dudando de la determinación del BCE, los inversores han vendido bonos del sur tras la decisión del BCE y los rendimientos de la deuda pública italiana a 10 años están ahora 235 puntos básicos por encima de sus homólogos alemanes, el mayor diferencial en dos años.

“Nadie debería tener la menor duda, incluso en los mercados, sobre nuestra voluntad colectiva de evitar esta fragmentación”, dijo por separado el jefe del banco central francés, François Villeroy de Galhau.

“Tenemos la voluntad y nadie debería dudar de que tendremos las herramientas cuando sea necesario”, dijo Villeroy a la radio BFM Business.

El rendimiento de Italia a 10 años subió al 3,78% en las primeras operaciones, su máximo desde 2018 y justo por debajo de su máximo desde 2014, cuando la zona euro aún estaba atrapada en una crisis de deuda.

El diferencial del bono español equivalente a la deuda alemana se situaba el viernes en 123 puntos básicos, también en máximos de dos años.

No obstante, Villeroy también respaldó los planes de subir los tipos por el empeoramiento de las perspectivas de inflación.

“La inflación es demasiado alta y demasiado amplia en Francia, en Europa”, dijo, y añadió que el Banco Central Europeo estaba “firmemente comprometido a reducir la inflación al 2%”.

Por su parte, el Bundesbank duplicó el viernes sus perspectivas de inflación para Alemania, hasta superar el 7%, y redujo a la mitad su estimación de crecimiento.