This content is not available in your region

Estados Unidos: los estragos de la cultura de las armas

Access to the comments Comentarios
Por Vincent Coste  con AFP, AP
21 cruces erigidas en la calle principal de Uvalde, Texas, para honrar a las víctimas de la masacre en una escuela primaria de la localidad, 1/6/2022
21 cruces erigidas en la calle principal de Uvalde, Texas, para honrar a las víctimas de la masacre en una escuela primaria de la localidad, 1/6/2022   -   Derechos de autor  AP Photo / Jae C. Hong

Es un mal endémico. Cada mes, Estados Unidos está plagado de nuevos tiroteos, en los que víctimas inocentes han sido acribilladas por las balas disparadas por un asesino motivado por teorías racistas o por un profundo nihilismo. 

El término "tiroteo masivo" ha llegado a utilizarse para describir una matanza que se salda con cuatro o más víctimas, muertas o heridas. Desde principios de 2022, se han producido casi 250 tiroteos masivos en Estados Unidos. En el espacio de seis meses, 240 personas han muerto y más de 900 han resultado heridas, según los datos recopilados por el Gun Violence Archive.

Mayo fue un mes especialmente terrible. El día 14, diez personas, la mayoría de ellas afroamericanas, fueron asesinadas a tiros por un supremacista blanco de 18 años en Búfalo, ciudad del oeste del estado de Nueva York. Diez días después, otro joven de 18 años mató a 21 personas, entre ellas 19 niños, en una escuela de Uvalde (Texas).

 Al mes siguiente, la letanía de tiroteos continuó. El 1 de junio, un hombre de unos 30 años mató al menos a cuatro personas en un hospital de Tulsa (Oklahoma) antes de suicidarse. El 9 de junio, otro tiroteo mató a tres personas en Smithburg, Maryland.

Desde el 1 de enero, dos estados se han visto especialmente afectados por estos sucesos, Texas y California, donde los tiroteos masivos se han cobrado 151 y 122 víctimas respectivamente.

Para el Presidente de los Estados Unidos, es necesario actuar. Joe Biden, al igual que muchos estadounidenses, quedó profundamente conmocionado por el tiroteo de Uvalde. Al llegar a la Casa Blanca, el demócrata había presentado un plan contra la "epidemia" de la violencia armada, una "desgracia internacional", queriendo en particular prohibir los fusiles de asalto, como el utilizado por el asesino de Uvalde, un AR-15, y los cargadores de gran capacidad.

¿Cuándo, en nombre de Dios, vamos a enfrentarnos al lobby de las armas? Estoy cansado y harto. Debemos actuar.
Joe Biden
Presidente de Estados Unidos, 25 de mayo 2022

Casi todas estas tragedias tienen algo en común: las armas utilizadas. En la mayoría de los casos, el tirador utilizó ametralladoras, armas de guerra, para matar al mayor número de personas posible, utilizando, además, cargadores de gran capacidad. Además, la legislación de muchos estados de EE.UU. permite a los jóvenes de 18 años acumular un verdadero arsenal de armas con bastante rapidez.

El tiroteo más terrible de los últimos años fue el que tuvo lugar en Las Vegas el 1 de octubre de 2017 durante un concierto al aire libre. Un hombre armado tendió una emboscada en una habitación de hotel y disparó con armas automáticas contra la multitud que se encontraba abajo, matando a 59 personas.

La cuestión de la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos

La cuestión de llevar un arma cristaliza en torno a la interpretación de la famosa segunda enmienda (1791) de la Constitución de Estados Unidos, que establece que :

Dado que una milicia bien organizada es necesaria para la seguridad de un Estado libre, el derecho del pueblo a tener y portar armas no debe ser infringido.

Si este texto tenía, según los padres fundadores, un alcance "federal" -la milicia podía definir el ejército necesario para la protección del joven país-, la segunda parte del texto dejaba la puerta abierta a interpretaciones relativas a un derecho personal, dando a entender que cada estadounidense podía así tener un arma. De ahí el bloqueo y la constante referencia de los partidarios de las armas a la Segunda Enmienda para impedir cualquier regulación o mayor control de las armas.

¿Imposible regular las armas?

Las autoridades, ya sea a nivel estatal o federal, se esfuerzan por frenar el aumento de estos asesinatos, cuya cifra total pasó de 348 en 2017 a 692 el año pasado, según Gun Violence Archive.

Barack Obama hizo del control de armas una de las prioridades de su mandato. Lamentablemente, no lo consiguió, sobre todo por la influencia de los grupos de presión pro-armas, principalmente la poderosa NRA, en el Senado y el Congreso. Y su sucesor, Donald Trump, hizo todo lo posible para... no hacer nada. 

El expresidente republicano fue incluso portavoz de la NRA, como cuando recogió una propuesta de la NRA para armar a los profesores. Esta idea fue recogida incluso por los republicanos de Texas, como el fiscal general de Texas, Tom Paxton, tras el terrible tiroteo de Uvalde.

Por su parte, el actual presidente, Joe Biden, explicó el 8 de junio, durante un programa de televisión satírico, el "Late Show" de Jimmy Kimmel, que no tenía intención de actuar por decreto para regular las armas de fuego más allá de lo que prevé la Constitución, y aprovechó para abordar a su predecesor Donald Trump.

En el Congreso, ambas cámaras han abordado el tema.

En el Senado, republicanos y demócratas anunciaron un acuerdo con algunas medidas destinadas a restringir el acceso a las armas de fuego en Estados Unidos, como la comprobación de antecedentes penales o psicológicos para los compradores de armas individuales de entre 18 y 21 años. La presencia de diez senadores republicanos entre los firmantes del comunicado que anuncia este compromiso sugiere que dicho proyecto de ley tiene posibilidades reales de ser aprobado por el Senado si los 50 representantes demócratas están a favor de él.

Joe Biden se congratuló inmediatamente de los "importantes avances", aunque no incluyan todo lo "necesario" para "salvar vidas".

La Cámara de Representantes votó el 8 de junio a favor de otro proyecto de ley que prohibiría, entre otras cosas, la venta de rifles semiautomáticos a menores de 21 años y la venta de cargadores de alta capacidad. Pero estas medidas son muy criticadas por la oposición republicana. Por lo tanto, parece imposible que puedan ser aprobadas en el Senado, donde se necesita el apoyo de 10 conservadores debido a las reglas de la mayoría cualificada. 

Hay más armas que ciudadanos en Estados Unidos

393 millones de armas estaban en circulación en 2018 en Estados Unidos, según la red de investigadores independientes Small arms Survey, con sede en Suiza. Pero esta cifra podría ser mucho mayor, ya que también circulan muchas armas "fantasma", sin número de serie, y otras impresas en 3D. En cualquier caso, según los datos del Small Arms Survey, hay más armas que ciudadanos estadounidenses, es decir, más de 330 millones de personas según el último censo.

Otra cifra ilustra el alcance de esta "cultura de las armas" en Estados Unidos, la de las armas producidas para el mercado interno. En 2021, se produjeron 11 millones de armas de todas las categorías para el mercado interno de Estados Unidos, según el servicio federal encargado de aplicar la Ley de Armas, Explosivos, Tabaco y Alcohol (ATF), es decir, tres veces más que en 2000.

AP Photo / John Locher
Archivo: Pistolas Smith & Wesson expuestas en una feria de armas en Las Vegas el 19 de enero de 2016AP Photo / John Locher

El servicio federal encargado de la aplicación de la ley de armas también estima que se vendieron más de 20 millones de armas, sea cual sea la red de distribución (ferias, tiendas, subastas, etc.) en 2020. En 2020, las pistolas y otros revólveres estaban a la cabeza, con más de 11 millones de unidades vendidas, por delante de las armas de hombro (rifles, fusiles de asalto, etc.), con más de 7 millones de ventas.

Según la misma fuente, en 2020 había 52.795 armerías en Estados Unidos, mientras que la cadena de comida rápida McDonald's tenía 13.429 locales en Estados Unidos ese mismo año.

Para los fabricantes de armas, 2021 fue un año especialmente bueno. Entre los líderes del mercado, la marca Smith&Wesson se distinguió con una facturación de más de mil millones de dólares y un beneficio de 449 millones de dólares. Sturm, Ruger & Co, Inc. no se quedó atrás, con unas ventas de **728,1 millones de dólares y unos beneficios de 279,5 millones. **

Mueren más personas por armas de fuego que por accidentes de tráfico

En 2020, según el Gun Violence Archive, las armas de fuego estuvieron implicadas en la muerte de 43.673 personas en Estados Unidos, por cualquier motivo (homicidio, suicidio, tiroteo masivo o accidente). Esta cifra es superior a las 44.392 muertes en accidentes de vehículos de motor en los que están implicados todos los tipos de transporte (coches, bicicletas, motos, etc.) comunicadas ese año por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

En cuanto a la cuestión específica de los suicidios, las armas de fuego se utilizaron 24 156 veces de un total de 45 940 en 2020, es decir, más del 50% de los casos, según las mismas fuentes. A modo de comparación, la Unión Nacional para la Prevención del Suicidio (UNPS) calcula que cada año se suicidan en Francia unas 9.000 personas. Los suicidios con armas de fuego representan el 13% de este total, es decir, unos 1.170.