This content is not available in your region

Francia prevé un impacto limitado en los cultivos de cereales por la ola de calor

Francia prevé un impacto limitado en los cultivos de cereales por la ola de calor
Francia prevé un impacto limitado en los cultivos de cereales por la ola de calor   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

PARÍS, 20 jun – El impacto de la ola de calor sobre los cultivos de cereales en Francia, el mayor productor de grano de la Unión Europea, debería ser limitado y no es motivo de alarma, según declaró el lunes el ministro de Agricultura del país.

“En el caso de los cereales, probablemente un poco, pero no tanto, porque ya estamos en el final de la temporada”, dijo Marc Fesneau a la radio France Info cuando se le preguntó por el posible impacto de la ola de calor en los rendimientos.

Los rendimientos de los cereales podrían sufrir “un descenso en términos relativos, pero no drástico”, debido al efecto acumulado de la ola de calor de la semana pasada y la sequía primaveral precedente en algunas regiones, dijo.

Los operadores y analistas de cereales también consideran que el calor extremo de la semana pasada supone un riesgo moderado para las cosechas, ya que muchos cultivos de cebada y trigo franceses se encuentran al final de su ciclo de crecimiento.

Las temperaturas alcanzaron los 40 grados centígrados en parte de Francia la semana pasada, cuando una ola de calor excepcionalmente prematura se extendió hacia el norte desde España, antes de que las tormentas trajeran un tiempo más fresco desde el domingo.

El intenso calor añadió más dudas sobre las perspectivas de cosecha tras la sequía que dañó algunos cultivos franceses en las últimas semanas.

El Ministerio de Agricultura francés pronosticó este mes que el rendimiento medio de la cebada de invierno, cuya cosecha está en curso, descendería en comparación con el año pasado, aunque una mayor superficie de cultivo permitiría aumentar la producción.

El Ministerio tiene previsto publicar su primera previsión de producción de trigo en julio.

El tiempo seco y caluroso también ha resecado los pastizales y podría suponer un problema para los ganaderos al reducir la disponibilidad de paja y otros cultivos forrajeros, dijo Fesneau.