This content is not available in your region

Artemis 1: El lanzamiento de la primera misión lunar de la NASA en 50 años

Access to the comments Comentarios
Por Luke Hurst
El nuevo cohete lunar de la NASA se ve en la plataforma de lanzamiento 39-B en el Centro Espacial Kennedy, el sábado 27 de agosto de 2022, en Cabo Cañaveral, Florida.
El nuevo cohete lunar de la NASA se ve en la plataforma de lanzamiento 39-B en el Centro Espacial Kennedy, el sábado 27 de agosto de 2022, en Cabo Cañaveral, Florida.   -   Derechos de autor  Brynn Anderson/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

El gigantesco cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) de la NASA está listo para despegar en un viaje a la Luna, una misión que, según la agencia espacial estadounidense, sentará las bases para una presencia a largo plazo en la superficie lunar.

La misión Artemis 1 es un vuelo de prueba de enorme importancia. El lanzamiento, previsto para el lunes a las 08:33 hora local (12:33 GMT), permitirá poner en órbita un módulo Orión no tripulado alrededor de la Luna antes de regresar a la Tierra.

El módulo Orión se pondrá en órbita alrededor de la Luna antes de regresar a la Tierra, y recogerá datos cruciales antes de las siguientes etapas de la misión: el lanzamiento tripulado del módulo Orión a la órbita lunar, seguido de la primera misión de aterrizaje de seres humanos en la Luna desde 1972.

Esto es lo que hay que saber antes del lanzamiento.

¿Qué es Artemis 1?

Es la primera etapa de la misión Artemis, cuyo objetivo final es establecer una presencia a largo plazo en la superficie de la Luna.

Este lunes se pone en marcha la misión Artemis I. La NASA pondrá en órbita alrededor de la Luna una nave espacial Orión no tripulada, en una prueba para garantizar que las misiones tripuladas sean lo más seguras posible.

La nave Orión se lanzará desde el Centro Espacial Kennedy de Florida en el cohete gigante de la NASA llamado SLS.

Es, según la NASA, el cohete más potente del mundo, capaz de llevar más carga útil al espacio profundo que cualquier otro vehículo.

Con una altura de casi 100 m, el SLS puede proporcionar 4 millones de kg de empuje. A los dos minutos del lanzamiento, dos propulsores se desprenderán del cohete, seguidos de la etapa central (que actúa como columna vertebral del cohete, haciendo la mayor parte del trabajo pesado).

Estas piezas caerán en el Océano Pacífico, mientras la nave Orión sigue su curso hacia la Luna.

Orión viajará 450.000 km desde la Tierra, y miles de kilómetros más allá de la Luna en el transcurso de la misión de cuatro a seis semanas.

"Vamos a llevarla al límite y a ponerla a prueba. Vamos a hacer que haga cosas que nunca haríamos con una tripulación en ella para intentar que sea lo más segura posible", dijo el miércoles el administrador de la NASA, Bill Nelson.

Orión será impulsado hacia la Luna por un módulo de servicio proporcionado por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Maniquíes de pruebas de vuelo

La nave espacial Orión, de 3 m de altura, tiene capacidad para cuatro astronautas.

Un maniquí de tamaño natural con un traje de vuelo naranja ocupará el asiento del comandante en este vuelo, equipado con sensores de vibración y aceleración.

Otros dos maniquíes hechos de material que simula el tejido humano medirán la radiación cósmica, que es uno de los mayores riesgos de los vuelos espaciales.

En el vuelo también se desprenderán de la cápsula diez satélites del tamaño de una caja de zapatos una vez que esté en ruta hacia la Luna, que medirán la radiación, entre otras cosas.

¿Qué pasa después de Artemis 1?

Después de Artemis I vienen Artemis 2 y 3, las primeras misiones lunares tripuladas de la NASA en cinco décadas.

Suponiendo que todo salga bien con la primera misión de prueba, y que las siguientes misiones no sufran los mismos retrasos que afectaron a Artemis 1, un segundo vuelo de prueba alrededor de la Luna -esta vez tripulado- está previsto para 2024.

Si se cumple el plan, Artemis 3 debería llevarse a cabo un año después. Será el primer alunizaje con tripulación desde el Apolo 17 en 1972. También está previsto que sea la primera misión en la que aterrice una mujer en la Luna.

Las misiones consistirán en probar los sistemas necesarios para establecer una base de entrada en órbita alrededor de la Luna, que sería la base para las misiones en la superficie lunar. Una vez establecida una presencia a largo plazo en la Luna o sus alrededores, se utilizaría para futuras misiones más lejanas, incluso a Marte.

"No se trataba de un trabajo de una o dos personas. Se trata de un equipo de cientos de personas con diferentes experiencias y formación, que lo han hecho posible", afirma Nicholas Nugent, ingeniero del proyecto en el Centro Espacial Stennis.

"Estamos a punto de lanzar el cohete que esta gente construyó. ¿No es genial? Puedes decir 'yo trabajé en ese cohete' y ellos están trabajando en el segundo y en el tercero y en el cuarto y en el quinto", dijo Lonnie Dutreix, director de la Michoud Assembly Facility en Nueva Orleans.

¿Cuánto ha costado todo esto?

Las misiones Artemis han sufrido retrasos y fallos técnicos, por lo que hay mucha presión sobre el lanzamiento.

El coste de Artemis 1 se ha disparado hasta los 4.000 millones de dólares (4.000 millones de euros), y todo el programa habrá costado a la NASA al menos 93.000 millones de dólares (93.000 millones de euros) para cuando los astronautas aterricen de nuevo en la Luna.

"Este es un vuelo de prueba, sin duda, y no está exento de riesgos. Hemos analizado el riesgo lo mejor que hemos podido, y lo hemos mitigado también lo mejor que hemos podido", dijo Bob Cabana, Administrador Asociado de la NASA, antes del lanzamiento.

"Pero estamos exigiendo a Orión más de lo que realmente fue diseñado. Como preparación para enviarla a la Luna con una tripulación, queremos asegurarnos de que funcione a la perfección cuando lo hagamos y de que comprendemos todos los riesgos. Vamos a aprender mucho de este vuelo de prueba".