EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

El Banco de Japón revisa los tipos de cambio en una aparente preparación para la intervención

El Banco de Japón revisa los tipos de cambio en una aparente preparación para la intervención
El Banco de Japón revisa los tipos de cambio en una aparente preparación para la intervención Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Kantaro Komiya y Leika Kihara

TOKIO, 14 sep - El Banco de Japón ha llevado a cabo una comprobación de las tasas de cambio de divisas en aparente preparación para una intervención monetaria, informó el miércoles el diario Nikkei, mientras los dirigentes económicos intensificaban las advertencias sobre las fuertes caídas del yen.

El yen subía ligeramente desde un mínimo de casi 24 años frente al dólar tras la información, que citaba fuentes no identificadas, y cotizaba en torno a 143,89 a las 0520 GMT.

La divisa se ha depreciado alrededor de un 20% en lo que va de año, mientras el Banco de Japón (BoJ) ha mantenido una política monetaria superlaxa, en un momento en que muchos de sus homólogos mundiales, como la Reserva Federal de Estados Unidos, han subido agresivamente las tasas de interés para combatir la creciente inflación, haciendo que los activos japoneses sean menos atractivos para los inversores.

Aparte de las advertencias verbales, las autoridades japonesas tienen varias opciones para frenar la excesiva caída del yen. Entre ellas está una rara intervención directa en el mercado de divisas, vendiendo dólares y comprando grandes cantidades de yenes.

La comprobación de las tasas de cambio por parte del BoJ, una práctica en la que representantes del banco central llaman a los operadores y preguntan el precio de compra o venta del yen, se considera en los mercados de divisas como un posible precursor de intervenciones.

Cuando el Banco de Japón hizo su comprobación, la tasa de cambio se situaba en torno a los 144,9 por dólar, dijo la agencia de noticias Jiji, que basó su información en una fuente del mercado. La marca de 145 se considera un nivel clave para los observadores del mercado.

Muchos operadores seguían dudando de que la intervención fuera inminente, pero el salto del yen apuntaba a un aumento de los nervios. El momento en que el Banco de Japón ha actuado también sugiere que los 145 por dólar serán un nivel importante para los mercados y las autoridades.

"Mi sensación es que el Ministerio de Finanzas no intervendrá en este momento y lo dejará en advertencias verbales", dijo Takeshi Minami, economista jefe del Instituto de Análisis Norinchukin de Tokio.

"Todavía queda una semana para la reunión de fijación de tasas de interés de la Fed. No creo que los mercados crean que el ministerio vaya a intervenir a los niveles actuales del dólar/yen".

El ministro de Finanzas japonés, Shunichi Suzuki, dijo anteriormente el miércoles que la intervención monetaria estaba entre las opciones que el Gobierno consideraría.

Los datos publicados el martes, que mostraban una inflación estadounidense inesperadamente fuerte para el mes de agosto, hicieron que se apostara por una subida de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos y durante más tiempo, lo que aumentó la presión a la baja sobre el yen.

"Los recientes movimientos son rápidos y unilaterales, y estamos muy preocupados. Si estos movimientos continúan, debemos responder sin descartar ninguna opción", dijo Suzuki a los periodistas el miércoles.

"Estamos hablando de tomar todas las opciones disponibles, así que es correcto pensar así", dijo Suzuki cuando se le preguntó si la intervención monetaria de compra de yenes estaba entre las opciones del Gobierno.

El comentario fue el más contundente hasta la fecha por parte de los responsables del Gobierno al señalar la posibilidad de una intervención monetaria, que sin embargo los mercados han considerado muy improbable debido a la dificultad que tendría Tokio para conseguir el visto bueno de sus socios del G7.

El secretario jefe del gabinete, Hirokazu Matsuno, también dijo en una rueda de prensa celebrada el miércoles que el Gobierno tomaría las medidas necesarias en caso de que continuaran los movimientos excesivos del yen.

"Estamos muy preocupados por la excesiva volatilidad", dijo Matsuno.

Rob Carnell, jefe de investigación para Asia-Pacífico de ING, en Singapur, señaló los obstáculos para que Japón intervenga en el mercado.

"Nunca digas nunca. Últimamente han intensificado la retórica", dijo. "Pero yo sería cauteloso sobre la inevitabilidad de su intervención. Japón es signatario del G20 y tiene políticas de no intervención".

El Banco de Japón no tiene intención de subir las tasas de interés, ni de modificar su política monetaria relajada con el fin de apuntalar el yen, declararon a Reuters tres fuentes conocedoras de los procesos del banco central.

La debilidad del yen, que en su día fue bien recibida por dar un impulso a las exportaciones, se está convirtiendo en un quebradero de cabeza para los dirigentes económicos japoneses, ya que perjudica a los hogares y a los minoristas al inflar los ya crecientes precios de los combustibles y los alimentos importados.

Las intervenciones de compra de yenes han sido muy poco frecuentes. La última vez que Japón intervino para apoyar su moneda fue en 1998, cuando la crisis financiera asiática provocó una venta de yenes y una rápida salida de capitales de la región. Antes, Tokio intervino para contrarrestar la caída del yen en 1991-1992.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los líderes mundiales acuerdan crear una red de institutos de seguridad en la Cumbre IA de Seúl

OpenAI retira la voz de ChatGPT que se parece a la de Scarlett Johansson

Los 10 mejores usos de la IA GPT-4o de ChatGPT: Desde analizar datos hasta programar un juego