Alemania discute el apoyo urgente a los proveedores regionales de energía: fuentes

Alemania discute el apoyo urgente a los proveedores regionales de energía: fuentes
Alemania discute el apoyo urgente a los proveedores regionales de energía: fuentes   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Riham Alkousaa, John O’Donnell y Tom Sims

BERLÍN, 22 sep – El gobierno alemán inició conversaciones para prestar apoyo urgente a decenas de proveedores regionales de energía de propiedad estatal que están luchando para hacer frente a la subida de los precios del gas, dijeron tres fuentes conocedoras del asunto.

Ingbert Liebing, director de la asociación alemana de empresas locales de servicios públicos, VKU, dijo que el nivel de apoyo podría ser de varias decenas de miles de millones de euros, que se sumarían a la enorme factura del gobierno tras gastar 29.000 millones de euros en el rescate de la firma energética Uniper esta semana.

“Estamos hablando de una cantidad de hasta dos dígitos de miles de millones”, dijo Liebing. “Y si son 20.000, 30.000 o 50.000 millones es una cuestión secundaria para mí. Lo más importante es que el gobierno federal reconozca la necesidad de actuar”.

Las conversaciones entre el gobierno y los estados regionales están en una fase temprana y no se ha acordado ningún marco de rescate, pero una fuente gubernamental que pidió permanecer en el anonimato dijo que se trataba de “liquidez” para ayudar a las autoridades municipales a comprar gas.

Un portavoz del Ministerio de Economía alemán dijo que está en contacto con los estados regionales del país en relación con las autoridades municipales, pero no quiso dar más detalles.

Alemania cuenta con más de 900 empresas, denominadas Stadtwerke, que distribuyen dos tercios de todo el gas, y muchas de ellas también prestan servicios como agua, calefacción, eliminación de residuos, banda ancha y transporte público.

“Necesitamos apoyo de liquidez para las empresas municipales, que ahora tienen que comprar (el gas) a precios diez veces superiores a los habituales antes de poder vender”, dijo Liebing a Reuters, y predijo que una décima parte de los clientes podría no ser capaz de pagar las facturas más altas. “Esto plantea enormes dificultades. También porque los bancos a veces ya no proporcionan financiación”.

A diferencia de los grandes líderes del sector energético, Uniper o la empresa matriz de VNG, EnBW, las empresas estatales más pequeñas han tenido dificultades para aprovechar un fondo de 100.000 millones de euros (100.000 millones de dólares) ofrecido por el banco estatal KfW.