E.ON dice que Alemania necesita un marco legal para alcanzar el objetivo del hidrógeno

E.ON dice que Alemania necesita un marco legal para alcanzar el objetivo del hidrógeno
E.ON dice que Alemania necesita un marco legal para alcanzar el objetivo del hidrógeno Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Vera Eckert

BERLÍN, 9 nov - Alemania no cumplirá su objetivo de desarrollar un mercado de hidrógeno verde para el final de la década sin un marco legal que tranquilice a los inversores, dijo el miércoles E.ON, una de las mayores empresas de servicios públicos del país.

Con la participación del Partido Verde, el gobierno alemán actualizó el año pasado sus planes para conseguir 10 gigavatios de capacidad de hidrógeno verde para 2030.

Desde entonces, las turbulencias económicas y la interrupción del suministro de gas tras la invasión a Ucrania por parte de Rusia han obligado a Alemania a recurrir a formas de energía contaminantes a corto plazo, mientras que persigue el combustible renovable como objetivo a más largo plazo.

Patrick Lammers, director de operaciones y miembro del consejo de administración de E.ON, dijo que la empresa había firmado acuerdos preliminares con proveedores y clientes, pero que no podía "centrar las inversiones" sin un marco legal claro.

"No está claro si la creación de un nuevo mercado de hidrógeno, lejos de un nicho, es posible para 2030", dijo Lammers en una conferencia de prensa transmitida por Internet.

Producido con energía solar y eólica, el hidrógeno verde ha sido acogido por la industria como una forma de sustituir millones de toneladas de hidrógeno "gris" hecho con gas.

No obstante, un estudio patrocinado por E.ON y realizado por el instituto de investigación energética de Colonia, EWI, concluyó que los planes de construcción de plantas de electrólisis alemanas permitirían alcanzar una capacidad de hidrógeno verde de 5.607 megavatios (MW) en 2030, poco más de la mitad de los 10.000 MW (10 GW) que quiere el gobierno.

Entre los retos legales se encuentra el de abordar las normas de desagregación que, aplicadas a las redes de transporte de gas según las propuestas de la Comisión Europea, bloquearían la explotación conjunta de las redes de hidrógeno y gas por parte de la misma empresa.

Según Lammers, esto impide la inversión y desincentiva la conversión de las infraestructuras de gas al hidrógeno. Sin embargo, los defensores del clima afirman que la separación es una forma de garantizar que las nuevas formas de energía se desarrollen al margen de la influencia de los combustibles fósiles.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Fuera los teléfonos móviles de las escuelas italianas

Apártate Google. Así se utilizan los nuevos sitios de búsqueda de IA generativa

¿Cuál es la diferencia entre la Inteligencia artificial de códigos abierto y cerrado?