Trabajo a distancia: ¿Es hora de que los trabajadores vuelvan a la oficina?

Aunque muchos sigan trabajando a tiempo completo o parcial a distancia en 2023, varias empresas les exigen que vuelvan a la oficina.
Aunque muchos sigan trabajando a tiempo completo o parcial a distancia en 2023, varias empresas les exigen que vuelvan a la oficina. Derechos de autor Canva
Por Giulia Carbonaro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Muchas empresas están dando marcha atrás en el trabajo a distancia, exigiendo a sus empleados que vuelvan a la oficina, aunque muchos no lo deseen.

PUBLICIDAD

Más de tres años después de que el trabajo a distancia se convirtiera en la norma durante la pandemia del COVID-19, el trabajo desde casa se enfrenta a la oposición de varias empresas que piden a sus empleados que vuelvan a la oficina y de titanes de la industria tecnológica que condenan abiertamente esta práctica.

En mayo, el consejero delegado de OpenAI, Sam Altman, declaró que el trabajo a distancia era un "experimento fallido", calificándolo de uno de los "peores errores de la industria tecnológica en mucho tiempo" y afirmando que esta práctica perjudica la creatividad, especialmente en las nuevas empresas.

En marzo, Elon Musk dijo a los empleados de Twitter que la oficina "no es opcional".

En junio, Google informó a sus empleados de que tendrían que pasar al menos tres días a la semana en la oficina, mientras que la asistencia a la oficina se tendría en cuenta positivamente en su evaluación de rendimiento, según informó en primer lugar el Wall Street Journal.

Algunos de los periódicos más importantes del mundo, como el New York Times, han publicado este año artículos de opinión en los que afirman que el trabajo a distancia está fallando a los empleados jóvenes y privando a los trabajadores de la experiencia comunitaria de un lugar de trabajo compartido.

Pero, ¿fracasa realmente el trabajo a distancia, como creen las empresas?

"En absoluto", afirma a Euronews Mansoor Soomro, entusiasta del futuro del trabajo y profesor titular de Sostenibilidad y Negocios Internacionales en la Universidad británica de Teesside.

"Según las encuestas, las reuniones y las entrevistas que estamos realizando, no ha fracasado. El trabajo a distancia no va a ninguna parte", afirmó.

¿Qué está pasando realmente? Los expertos afirman que la situación es más complicada que decir si el trabajo a distancia ha fracasado o triunfado.

Renegociar el trabajo a distancia

"Lo que ocurrió durante la COVID-19 llevó a la percepción inicial de que las cosas cambiarían significativamente después de la pandemia, que se produciría un aumento del trabajo a distancia y que no había forma de que cambiara la tendencia", explica a Euronews Mark Stuart, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Leeds.

Aunque los empresarios se sentían "bastante cómodos" con la idea de que los trabajadores se quedaran en casa, según Stuart, en los últimos 12 meses hemos visto cómo las empresas pedían cada vez más a sus empleados que volvieran a la oficina.

"Lo que está ocurriendo ahora es un proceso de renegociación entre las empresas y sus trabajadores sobre cómo será el trabajo a distancia en el futuro", afirma Stuart.

Aunque hay trabajadores que nunca han podido trabajar a distancia, ni siquiera durante la pandemia, hay muchos que siguen teniendo acuerdos flexibles con sus empleados y trabajan a tiempo completo o parcial desde casa.

Los que trabajan a distancia agradecen no tener que desplazarse al trabajo, reducir los costes de ir a la oficina e incluso tener un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, dice Stuart, mientras que los que prefieren trabajar en la oficina aprecian la sociabilidad, la creación de redes y la espontaneidad.

Trabajo a distancia frente a vuelta a la oficina

Stuart cree que la renegociación del trabajo a distancia va a dar lugar a "diversas tensiones" entre empleados y empresarios, que se traducen en la tensión actual que sienten los trabajadores de varios sectores, que protestan por el estancamiento de unos salarios que no han seguido el ritmo de la inflación.

"Pero en gran medida dependerá de los acuerdos locales y del apoyo de los jefes de línea", afirmó. "Los superiores jerárquicos tienen que acostumbrarse a tener equipos y personal que no estén en la oficina todo el tiempo y que trabajen a distancia, pero tiene que haber una especie de aceptación mutua".

Stuart cree que es más probable que la renegociación del trabajo a distancia conduzca a un compromiso entre lo que los trabajadores podrían querer -más días trabajando desde casa- y lo que los empresarios podrían exigir -más días en la oficina-.

Soomro cree firmemente que el trabajo a distancia ha llegado para quedarse.

PUBLICIDAD

"La gente se ha mudado y no quiere desplazarse", afirma. "La gente se ha adaptado a la flexibilidad recién descubierta y no quiere dejarla escapar".

Para que la oficina resulte más atractiva a los trabajadores, las empresas tendrán que ofrecer ventajas y "hacer el lugar más acogedor", afirma Soomro, pero por ahora parece improbable un regreso masivo de todos los trabajadores.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Si trabajas en atención al cliente, la IA va a ir a por tu trabajo. Pero no es todo malo.

Nuevos empleos: cómo hablar con ChatGPT se convirtió en el trabajo de moda

¿Trabajar a distancia en uno de los países más baratos? Colombia lanza un nuevo visado