EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Como hacer posible que los pacientes búlgaros puedan hacer frente al coste de sus medicamentos?

En colaboración con The European Commission
¿Como hacer posible que los pacientes búlgaros puedan hacer frente al coste de sus medicamentos?
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Julian GOMEZEuronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El elevado coste al que tienen que hacer frente muchos pacientes en Bulgaria, para adquirir los medicamentos que necesitan para tratar sus patologías, supone un problema grave. Así, muchas personas deciden dar prioridad a algunas de sus enfermedades, en detrimento de otras.

Mariana tiene 53 años y vive en Sofía, la capital de Bulgaria. Sufre diabetes tipo 2, y su corazón es muy frágil.

"Tomo tres tipos de medicamentos para el corazón, dos tipos para la diabetes y unos cuatro tipos más, para otras enfermedades", declara Mariana Alexandrova, paciente con diabetes tipo 2, presidenta de la Asociación búlgara de Diabetes y Prediabetes.

Sus facturas de medicamentos pueden ascender al equivalente de unos 100 euros al mes, en un país donde el salario medio mensual es inferior a 1 000 euros. Mariana señala que, aunque supone una pesada carga económica, puede permitirse todos los tratamientos. Pero, como presidenta de una asociación de pacientes, afirma que en el país, no todo el mundo tiene los mismos privilegios.

"Los pacientes jubilados, los que solamente reciben ayudas, y los que tienen un sueldo muy bajo, suelen optar por tratarse solamente una o dos enfermedades, de las tres o cuatro que padecen. Suelen tomar el medicamento más barato para la diabetes, y uno o dos medicamentos para la hipertensión. Pero, el resto de fármacos, para el llamado ‘pie diabético’, para enfermedades oculares, renales, estomacales o neurológicas... simplemente los dejan de lado", añade Mariana Alexandrova.

El problema está muy extendido en Bulgaria, donde el 19 % de los encuestados, en un sondeo reciente, afirmaban que no podían permitirse todos los medicamentos que necesitan.

Quienes padecen diabetes, enfermedades cardiovasculares, o ambas cosas, parecen especialmente afectados. En el Hospital Nacional de Cardiología, el jefe de su Departamento Clínico afirma que el coste de los medicamentos puede poner vidas en peligro.

"El problema es que, si no se aplica la terapia adecuada, el paciente no obtendrá buenos resultados en su proceso de recuperación. Se producirán más casos de problemas coronarios, habrá complicaciones, infartos repetidos, desarrollo de arteriosclerosis en otras partes del cuerpo, por ejemplo, en las piernas, con enfermedad arterial periférica, accidentes cerebrovasculares, etcétera", afirma Borislav Georgiev, jefe del Departamento Clínico del Hospital Nacional de Cardiología.

Los niveles específicos de reembolso del Seguro Nacional de Enfermedad explican, en parte, la situación. Y, solamente el Gobierno búlgaro puede actuar, al respecto. Pero, las posibles medidas a nivel de la Unión Europea, también podrían ayudar a mejorar las cosas en Bulgaria, y en todos los Estados miembros. En busca de medicamentos más asequibles, la Comisión Europea ha propuesto aumentar la competencia, y agilizar la disponibilidad de medicamentos genéricos y biosimilares.

Esta es una iniciativa que merece la pena contemplar, indica un asesor del Ministerio de Sanidad de Bulgaria.

"La preferencia y la sustitución por genéricos son políticas que funcionan bien en países con leyes antimonopolio de calidad, y bien desarrolladas. Por lo tanto, en Bulgaria, para avanzar hacia este tipo de acciones, también es necesario revisar la llamada ‘integración vertical’; es decir, la interconexión entre fabricante, mayorista y farmacia, para evitar una ventaja respecto al monopolio, cuando se trata de dispensar medicamentos por parte del farmacéutico", señala Arkadi Sharkov, asesor para la Política de Medicamentos del Ministerio de Sanidad de Bulgaria.

Entretanto, el uso de genéricos en Bulgaria ya está más extendido que en otros Estados miembros, que son más grandes y tienen mayor riqueza. 

Así, la Comisión Europea también propone utilizar más medicamentos sin patente, readaptados para nuevas terapias. La esperanza es que una mayor disponibilidad de ‘terapias alternativas’, contribuya a bajar los precios. 

"Una mayor transparencia en la financiación pública del desarrollo de medicamentos, también podría contribuir a hacerlos más asequibles", sostienen en la Comisión Europea.

Sean cuales sean, las soluciones son urgentes, ya que el tiempo se acaba para algunos pacientes, concluye Mariana.

"Una de mis compañeras diabéticas tiene 53 años. En la actualidad, solamente puede permitirse una parte de los medicamentos para la hipertensión, y los más baratos para la diabetes. Además, tiene cuatro o cinco complicaciones crónicas, y sencillamente, no puede comprar los fármacos que necesita para su tratamiento. Solamente espera que su situación no empeore mucho más", concluye Mariana Alexandrova, paciente con diabetes tipo 2, presidenta de la Asociación búlgara de Diabetes y Prediabetes.

Compartir esta noticia