Un estudio pionero revela que la actividad cerebral de un niño está relacionada con su cociente intelectual a los 18 años

La actividad cerebral de los niños pequeños se relaciona con su coeficiente intelectual posterior
La actividad cerebral de los niños pequeños se relaciona con su coeficiente intelectual posterior Derechos de autor Euronews/Canva
Por Camille Bello
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Una investigación única sobre el profundo impacto de los primeros años de orfandad en la actividad cerebral encontró vínculos definitivos con nuestro desarrollo en la edad adulta.

PUBLICIDAD

En un nuevo y convincente estudio, investigadores estadounidenses han desvelado una sorprendente conexión entre la actividad cerebral de un niño pequeño y sus niveles de Coeficiente Intelectual (CI) a los 18 años.

Mediante una rigurosa comparación de las capacidades cognitivas de niños acogidos, institucionalizados y criados en casa, la investigación reveló que los niños que viven en instituciones -como orfanatos- presentan puntuaciones de CI más bajas.

Las implicaciones del estudio podrían ser de gran alcance, trascender las fronteras académicas e impulsar cambios en las políticas de todo el mundo.

Los resultados se derivan del Proyecto de Intervención Temprana de Bucarest (BEIP), un estudio exhaustivo de larga duración que se inició en otoño de 2000 para investigar los efectos de la institucionalización temprana en el desarrollo infantil tras la caída del régimen comunista de Nicolae Ceaușescu en Rumanía en 1989.

La ciencia derivada del comunismo

Ceaușescu se hizo famoso por aplicar políticas para aumentar la población del país.

Las medidas incluían una estricta regulación de la anticoncepción, el aborto y la planificación familiar, lo que provocó un aumento significativo de la tasa de natalidad, que casi se duplicó.

La aplicación de su visión estalinista, unida a los problemas económicos del país, provocó el abandono de un número cada vez mayor de niños no deseados, que quedaron al cuidado del Estado, lo que a su vez llevó a la construcción de cientos de orfanatos por todo el país.

"El feto es propiedad de toda la sociedad", decía Ceaușescu, "quien evita tener hijos es un desertor que abandona las leyes de la continuidad nacional".

Al final, los 24 años de régimen de Ceaușescu se derrumbaron, y el mundo descubrió la vasta red de orfanatos del país que albergaban a miles de niños, desde niños pequeños hasta bebés, en condiciones deplorables.

El recuento exacto de los niños que residieron en instituciones durante la era comunista sigue siendo difícil de precisar, pero algunas fuentes lo cifran en 170.000.

El Proyecto de Intervención Temprana de Bucarest

Mientras el nuevo gobierno rumano intentaba navegar por el complejo panorama de los niños institucionalizados de Rumanía, se invitó a expertos en desarrollo infantil a aportar su experiencia.

Nathan A Fox, profesor de la Universidad de Maryland College Park (Estados Unidos), fue uno de ellos.

"Llegamos allí unos 10 años después [de la caída de Ceaușescu] y, con la participación del gobierno rumano, iniciamos un estudio y una intervención llamados Proyecto de Intervención Temprana de Bucarest", recuerda Fox.

Junto con sus compañeros de la Universidad de Harvard y la Universidad de Tulane (EE.UU.), Fox esperaba dar respuesta a antiguas preguntas sobre la intrincada conexión entre las circunstancias de la vida temprana y el desarrollo cognitivo.

Justo al comienzo de la investigación, "la mitad de los niños fueron sacados de la institución y colocados con familias -de acogida que habíamos examinado y seleccionado-; la otra mitad permaneció en las instituciones donde vivían en el momento en que comenzó el estudio", explicó Fox a Euronews Next.

Una nueva mirada al proyecto

En el estudio más reciente, que utiliza datos de décadas, Enda Tan, también de la Universidad de Maryland y tutelada por Fox, se propuso examinar una correlación nueva e inexplorada: la actividad cerebral temprana y las posteriores puntuaciones de CI.

Sus hallazgos sugieren que "los factores experienciales tempranos y las diferencias ambientales pueden haber afectado a las diferencias posteriores en el cociente intelectual o a los cambios en el funcionamiento del cerebro", declaró Tan a Euronews Next, añadiendo que su investigación pone de relieve, una vez más, "la importancia de la intervención temprana para promover un desarrollo saludable entre los niños que viven en entornos desfavorecidos".

Estudios anteriores también habían constatado que cuanto antes se colocaba a los niños en hogares de acogida, mejores eran sus resultados cognitivos más adelante. La evaluación del coeficiente intelectual de Tan también confirmó que este factor era positivo.

PUBLICIDAD

"La crianza institucional y la intervención posterior (frente a la anterior) en hogares de acogida (...) predijeron un coeficiente intelectual más bajo a los 18 años", concluía el estudio, publicado en la revista científica Developmental Cognitive Neuroscience.

Resultados con implicaciones mundiales

Los huérfanos rumanos no son los únicos niños desatendidos del mundo, subraya Fox. En Estados Unidos, por ejemplo, "la forma más común de maltrato a los niños pequeños es el abandono".

Y sabemos cuáles son las consecuencias negativas del abandono, tanto en términos cerebrales como de comportamiento", dijo, añadiendo que hay "entre 6 y 8 millones de niños en todo el mundo que viven bajo algún tipo de cuidado institucional". Ya sea como consecuencia del abandono debido a la pobreza o a la guerra".

Los resultados deben servir de llamada de atención para reformar las políticas, defender los derechos y el bienestar de los niños abandonados en todo el mundo y para que más gente adopte, afirma.

"El objetivo es intentar evitar que los niños pequeños sean internados en instituciones. Queremos que la política sea colocarlos en algún tipo de acogimiento familiar", concluye.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un tribunal del Estado de Alabama dictamina que los embriones congelados son niños

Elon Musk asegura que un paciente con un chip cerebral Neuralink puede mover el ratón de un ordenador con el pensamiento

Detienen a un cura y su pareja por vender ilegalmente viagra y otros estimulantes afrodisiacos