This content is not available in your region

COVID-19: La variante Delta provoca nuevas restricciones de viaje en toda Europa

La gente camina por la playa en un día de verano en Benidorm, sureste de España, el viernes 25 de junio de 2021.
La gente camina por la playa en un día de verano en Benidorm, sureste de España, el viernes 25 de junio de 2021.   -   Derechos de autor  AP Photo/Alvaro Barrientos
Por Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Portugal, España y Alemania han emitido nuevas restricciones de viaje en un intento de limitar la propagación de la variante más contagiosa del coronavirus Delta, que se detectó por primera vez en la India.

A partir del lunes, los británicos no vacunados que viajen a Portugal tendrán que pasar una cuarentena obligatoria durante dos semanas, según una nueva medida publicada por el Gobierno portugués.

De acuerdo con las nuevas normas, cualquier persona que viaje a Portugal continental por aire, tierra o mar, tendrá que demostrar que está totalmente vacunada o deberá aislarse.

La medida llega después de que la semana pasada la canciller alemana Angela Merkel criticara a Portugal por permitir a los turistas británicos viajar al país entre mediados de mayo y principios de junio, mientras la variante Delta circulaba por el Reino Unido.

Portugal se convirtió en la primera nación de la Unión Europea en anunciar que la variante Delta era ya dominante en su territorio.

En los últimos días, el país ha notificado el mayor número de nuevos casos diarios de coronavirus desde febrero. Aunque los hospitales están haciendo frente cómodamente a los nuevos ingresos por el virus, las autoridades afirman que el aumento de cerca del 30% en la última semana es una tendencia preocupante.

El lunes, el número de pacientes hospitalizados por coronavirus superó los 500 por primera vez desde principios de abril.

Por su parte, la tasa acumulada de notificación de casos de COVID-19 por cada 100.000 personas en el país se elevó a 162, la más alta registrada oficialmente desde principios de marzo.

Lisboa, la capital, es uno de los puntos calientes de Portugal, con una tasa de 438 casos. El Ayuntamiento dijo el lunes que ampliará el horario de apertura de los centros de vacunación, permitiendo a los mayores de 50 años acudir sin cita previa.

En la región meridional del Algarve, conocida como punto turístico por sus numerosas playas, se cancelaron el lunes -y durante al menos 12 días- las clases presenciales para niños de hasta 16 años, en un intento de romper las cadenas de transmisión en cinco ciudades, incluidos los conocidos lugares de vacaciones Albufeira y Faro.

Miles de turistas británicos visitaron el Algarve a principios de este mes, cuando el Gobierno británico facilitó brevemente los viajes a Portugal.

España también ha impuesto nuevas restricciones a los viajeros británicos. A partir del jueves, las personas que lleguen desde Reino Unido a las Islas Baleares tendrán que demostrar que están totalmente vacunadas contra el COVID-19 o mostrar una prueba de PCR negativa.

Alemania restringe la entrada desde Portugal y Rusia

Alemania anunció el viernes la restricción de la entrada desde Portugal y Rusia después de que el Instituto Robert Koch clasificara a ambos países como "zonas de variantes diversas". El Reino Unido era hasta ahora el único país europeo que aparecía en la lista, junto con otros 13 estados.

Solo los ciudadanos y residentes alemanes podrán volver a entrar en el país siempre que pasen una cuarentena obligatoria de 14 días, incluso para aquellos que estén totalmente vacunados.

La medida entrará en vigor el martes, y se espera que el lunes se produzca una avalancha de turistas alemanes que vuelvan a casa.

El ministro de Sanidad Jens Spahn dijo el sábado que Alemania necesitaba acelerar su despliegue de vacunación a medida que la variante Delta se extendía por Europa. El Gobierno se ha comprometido a entregar 5 millones de dosis en los centros de vacunación de todo el país en la primera semana de julio.

En otros lugares de Europa

Francia anunció la semana pasada que añadía a Rusia a su "lista roja" de 21 países sujetos a severas restricciones de viaje debido a la preocupación por el aumento de las infecciones por coronavirus.

La semana pasada, la agencia de control de enfermedades de la UE advirtió que la variante Delta podría representar el 90% de las nuevas infecciones por coronavirus en Europa a finales de agosto.

La variante se ha extendido ya a al menos 85 países de todo el mundo. Se estima que es un 40-60% más transmisible que la variante Alfa, detectada por primera vez en Inglaterra.

A pesar de la preocupación por la variante Delta, los indicadores de la COVID-19 han mejorado en la mayor parte de Europa en las últimas semanas.

Varios países han levantado las restricciones en los últimos días. El sábado, España eliminó la obligación de llevar mascarillas en el exterior. Italia ha seguido su ejemplo el lunes, ya que la última región italiana que seguía bajo toque de queda levantó las restricciones nocturnas.