EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

¿Tendrá la nueva aerolínea mexicana dirigida por el ejército soldados como auxiliares de vuelo?

México ha anunciado que su aerolínea dirigida por el ejército empezará a funcionar en septiembre de 2023, pero los auxiliares de vuelo no serán soldados.
México ha anunciado que su aerolínea dirigida por el ejército empezará a funcionar en septiembre de 2023, pero los auxiliares de vuelo no serán soldados. Derechos de autor AP Photo/Marco Ugarte File
Derechos de autor AP Photo/Marco Ugarte File
Por Euronews Travel con APTN
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

México promete que su nueva aerolínea Mexicana ofrecerá billetes baratos y nuevas rutas.

PUBLICIDAD

México lanzará en septiembre la aerolínea "Mexicana", dirigida por el ejército.

Las fuerzas armadas del país están adquiriendo cada vez más poder bajo la presidencia de Andrés Manuel López Obrador. Los trenes, las fuerzas del orden, el turismo y los proyectos de infraestructuras ya están bajo su mando.

Por ejemplo, una línea de transbordadores turísticos que presta servicio a las islas Marías cuenta con personal de la Marina.

La nueva aerolínea podría prestar servicio a 20 rutas potenciales entre Ciudad de México y ciudades mexicanas grandes y medianas, algunas de las cuales tienen un servicio limitado en la actualidad, así como a centros turísticos como Cancún.

¿Cómo será volar con la aerolínea del ejército mexicano?

En la nueva aerolínea Mexicana, no tendrá que preocuparse de que le digan: "¡Abróchese el cinturón, y es una orden!".

A pesar de estar dirigida por el ejército, no contará con soldados como auxiliares de vuelo.

Según el Departamento de Defensa, la aerolínea alquilará 10 aviones Boeing 737-800 al fabricante, que también proporcionará los pilotos y la tripulación de cabina.

Los billetes podrían ser más baratos de lo normal: el Secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, prometió que los precios serían entre un 18% y un 20% inferiores a los de los competidores privados.

Sin embargo, no estaba seguro de que la aerolínea fuera rentable. De no ser así, se especula que tendría que operar con subsidios del gobierno.

Sandoval dijo originalmente que el contrato con Boeing sería de 4.000 millones de dólares (3.650 millones de euros), pero luego se corrigió diciendo que quería decir 4.000 millones de pesos, o unos 214 millones de euros.

La aerolínea utilizará el aeropuerto militar de Ciudad de México

Mexicana impulsará el tráfico en el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles de Ciudad de México. Operado por una empresa dirigida por militares, el aeropuerto, infrautilizado, fue construido por el presidente como tercer centro de operaciones para la capital.

La compañía también está construyendo un nuevo aeropuerto en el balneario caribeño de Tulum.

Al parecer, la aerolínea también ofrecerá vuelos para llevar pasajeros al proyecto turístico del Tren Maya del presidente. El ejército está construyendo esa línea de tren, que conectará los centros turísticos de playa y los yacimientos arqueológicos de la península de Yucatán.

El ejército, que no tiene experiencia en vuelos comerciales, ha creado una filial que se encargará de Mexicana.

López Obrador ha sugerido que la nueva aerolínea también podría desempeñar una de las funciones clásicas de las compañías estatales: prestar servicio a aeropuertos provinciales en rutas consideradas poco rentables por las aerolíneas comerciales. Esa idea podría contradecir la normativa que ahora prohíbe a las aerolíneas gestionar aeropuertos mexicanos, o viceversa.

La aerolínea lleva el nombre de una antigua compañía estatal

La aerolínea ha sido bautizada con el nombre de Mexicana en honor a una compañía parcialmente estatal que quebró en 2010 y cerró.

Los 8.500 antiguos empleados despedidos de Mexicana son partidarios del presidente desde hace mucho tiempo. Su administración acordó pagarles casi 50 millones de dólares (45,5 millones de euros) por los derechos comerciales de la marca de la antigua aerolínea y algunas propiedades decrépitas. Los expertos han dicho que la cantidad superaba con creces el valor de mercado.

La nueva aerolínea combina el afán de López Obrador por las empresas estatales -ha criticado las decisiones de gobiernos anteriores de vender empresas estatales que en su día fueron muy grandes- y su confianza casi total en las fuerzas armadas, a las que considera honradas y un baluarte contra la corrupción.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Vuelos en toda Europa se quedan en tierra tras las restricciones del espacio aéreo británico por problemas técnicos

"Extremadamente interesante": Arqueólogos desentierran un misterioso edificio de piedra en el emplazamiento del nuevo aeropuerto de Creta

Las agencias de viajes dicen que los nuevos controles fronterizos de la UE son "malos para el turismo"