EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Kuldīga: por qué la nueva ciudad letona declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debería estar en tu radar

Catedral de Riga en Riga (Letonia)
Catedral de Riga en Riga (Letonia) Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Lauren Crosby Medlicott
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La ciudad situada al oeste de Letonia acaba de ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en reconocimiento a su "valor universal excepcional" , lo que puede atraer más turismo a la zona.

PUBLICIDAD

Entre Estonia y Lituania se extiende el parque virgen de Letonia.

Este pequeño país, un tapiz geográfico de mar, lagos y bosques, es perfecto para practicar senderismo, ciclismo o descansar en playas de arena blanca.

Cada estación ofrece experiencias únicas. En primavera, paseos en barco. En verano, playas bañadas por el sol. El otoño despliega gloriosos colores a lo largo del valle de Gauja, y en invierno, pistas de esquí.

Canva
Parque Nacional de Kemeri National en Letonia.Canva

¿Qué se puede hacer en la ciudad letona declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO?

Kuldīga, ciudad del oeste de Letonia, acaba de ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en reconocimiento a su "valor universal excepcional para la humanidad".

"Kuldīga es un ejemplo excepcionalmente bien conservado de asentamiento urbano tradicional, que pasó de ser una pequeña aldea medieval a convertirse en un importante centro administrativo del Ducado de Courlandia y Semigallia entre los siglos XVI y XVIII", afirma la organización de la ONU.

La ciudad, que ha conservado en gran medida el mismo trazado de calles durante siglos, presenta una arquitectura tradicional de troncos, así como estilos de influencia extranjera que ilustran el rico intercambio entre los artesanos locales y los que viajaban de los alrededores del mar Báltico.

Los tejados de teja y las sinuosas calles de Kuldīga bordean el río Aleksupite, lo que le ha valido el sobrenombre de "Venecia de Letonia".

La tranquila ciudad es perfecta para explorar lentamente sus calles empedradas, pasar las tardes sentados junto al río y refrescarse en la cascada de Venta.

A pocos kilómetros de la ciudad se encuentran las cuevas de arena de Riežupe, una laberíntica red de túneles artificiales creados en el siglo XVIII. Es el lugar perfecto para explorar en caso de cielo gris.

Canva
Playa de arena blanca cerca de la capital, Riga.Canva

Un centro neurálgico para explorar los países bálticos

Como Estado báltico central, Letonia está bien conectada con opciones de transporte eficientes y económicas.

Desde Letonia se puede llegar a las capitales de Estonia y Lituania en poco más de cuatro horas en el servicio de autobuses de lujo Lux Express.

También hay trenes nocturnos que le llevarán más lejos, con servicios desde Riga a Estocolmo, Helsinki, Varsovia y San Petersburgo.

Si puede esperar hasta 2030, el tren de alta velocidad Rail Baltica acortará aún más los trayectos.

Canva
Mercado de Navidad en Riga.Canva

La mitad de Letonia está cubierta de naturaleza salvaje

Letonia, uno de los países más verdes de Europa, es un destino ideal para practicar senderismo y acampada.

Sus cuatro parques nacionales protegidos -Kemeri, Gauja, Rāzna y Slītere- ofrecen infinitas oportunidades de senderismo a cualquier amante de la naturaleza.

Con un litoral de más de 500 km, Letonia cuenta con docenas de hermosas playas de arena blanca y bosques de pinos hasta donde alcanza la vista.

Una playa especialmente popular es Jurmala, famosa por sus hermosas playas, sus casas de madera del siglo XIX y sus edificios de la época soviética.

Conozca la rica cultura e historia de Letonia

La gastronomía letona está influenciada por sus países vecinos: Suecia, Dinamarca, Finlandia, Rusia, Polonia, Alemania, Lituania y Estonia.

PUBLICIDAD

En los menús abundan los platos de carne, el pescado ahumado y en escabeche, y el pan negro de centeno.

Además de Kuldīga, los turistas deliran con la riqueza cultural e histórica de la capital costera, Riga, también declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Sus calles empedradas bordean un casco antiguo considerado uno de los más bellos de Europa. Por la noche, cobra vida con la música y los bailes que retumban en los clubes.

Descubra historias letonas en lugares emblemáticos como Bauska, con su castillo destruido por los rusos en retirada en 1706. O Sigulda, donde en el siglo XIII se construyó el Castillo de la Orden de Livonia, que más tarde se utilizó como convento.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Albania, Chipre, Irlanda: Los mejores países no Schengen de Europa para cuando haya agotado sus 90 días

El complicado futuro del turismo en Barcelona debido a la falta de agua

Un billete de tren de 10 euros al día perfecto para visitar la mayor región vinícola de Francia