EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
Imagen de una mujer palestina desplazada por los bombardeos israelíes, sentada en una tienda improvisada en Rafah, Franja de Gaza, el martes 2 de enero de 2024.
Ultima actualización:

Video. La lucha diaria de una familia por la supervivencia en Gaza

Los miembros de una familia palestina desplazada han descrito cómo intentan crear una rutina, a pesar de vivir en una tienda de campaña en las afueras de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. Neaman Abu Jarad señala que él y su familia se levantan, cada día, a las cinco de la mañana. Él enciende el fuego mientras las mujeres lavan los platos y los cubiertos, y hacen la colada. A medida que aumenta la población desplazada, la vida en la ciudad más meridional de Gaza resulta más desesperada. Los bombardeos y la invasión terrestre de la Franja de Gaza por parte de Israel, que ya van por su decimotercera semana, han empujado a casi todos los palestinos del territorio asediado hacia la zona de Rafah, la última parada antes de Egipto. Los bloques de apartamentos de la ciudad están abarrotados. Hay decenas de personas en ellos. A menudo se trata de familias extensas que han abierto sus puertas a parientes que han escapado de la zona más expuesta a la guerra de Israel contra Hamás.

Los miembros de una familia palestina desplazada han descrito cómo intentan crear una rutina, a pesar de vivir en una tienda de campaña en las afueras de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza. Neaman Abu Jarad señala que él y su familia se levantan, cada día, a las cinco de la mañana. Él enciende el fuego mientras las mujeres lavan los platos y los cubiertos, y hacen la colada. A medida que aumenta la población desplazada, la vida en la ciudad más meridional de Gaza resulta más desesperada. Los bombardeos y la invasión terrestre de la Franja de Gaza por parte de Israel, que ya van por su decimotercera semana, han empujado a casi todos los palestinos del territorio asediado hacia la zona de Rafah, la última parada antes de Egipto. Los bloques de apartamentos de la ciudad están abarrotados. Hay decenas de personas en ellos. A menudo se trata de familias extensas que han abierto sus puertas a parientes que han escapado de la zona más expuesta a la guerra de Israel contra Hamás.

En las parcelas vacías de los alrededores, que estaban vacías, se han instalado miles de tiendas de campaña para quienes carecen de hogar. Los ciudadanos palestinos desplazados, aseguran que la existencia cotidiana se ha convertido en una lucha por encontrar comida, abastecerse de agua potable y tener acceso a cuartos de baño. Todos los días, incluido el 1 de enero del nuevo año 2024, Abu Jarad y sus hijas caminan para recoger agua, que como señala, está salada. Luego, recogen leña. "Sufrimos para conseguir leña porque mi marido es el único que puede cargarla. Sin embargo, mis hijas también van con su padre a traerla", dice su mujer, Majeda. Mientras tanto, temen sufrir algún tipo de lesión o herida, y les aterra la posibilidad de morir a causa de los continuos ataques aéreos que llevan a cabo las tropas de Israel. Sin olvidar el miedo que conlleva tener que hacer frente a la creciente amenaza que suponen las enfermedades y las dolencias. "Mi deseo para el nuevo año 2024 es que desaparezca la ocupación, su existencia es la causa de los problemas... Lo importante es que acabe esta fricción y que nuestras vidas se calmen", concluye Neaman Abu Jarad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Últimos vídeos

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD