EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Australia abre una investigación oficial sobre la toma de rehenes en Sídney

Australia abre una investigación oficial sobre la toma de rehenes en Sídney
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Las autoridades han prometido transparencia total sobre las razones por las que el secuestrador, un clérigo iraní al que Australia concedió asilo

PUBLICIDAD

Las autoridades han prometido transparencia total sobre las razones por las que el secuestrador, un clérigo iraní al que Australia concedió asilo político en 2001, no se encontraba en ninguna lista de vigilancia, pese a su pasado violento, sus vínculos con el extremismo y su inestabilidad mental.

El primer ministro Tony Abbott ha reconocido que el sistema no funcionó con Man Haron Monis.

“Necesitamos saber por qué el autor de este horrible acto obtuvo el permiso de residencia permanente. Por qué se permitió que se beneficiara de los servicios sociales durante tantos años. Tenemos que saber qué hacía ese individuo con una licencia de armas”, dice Abbott.

Monis, que gozaba de libertad condicional, secuestró a punta de pistola a 17 personas en un popular café del corazón financiero de Sídney. Dos días después de la toma de rehenes, miles de ramos de flores rinden tributo a las dos víctimas del secuestro: Katrina Dawson, una abogada australiana de 38 años y madre de tres niños, y su compatriota Tori Johnson, de 34 años y gerente del café.

El secuestrador también murió, presuntamente abatido por agentes de la policía, cuando estos entraron en el café, supuestamente al escuchar disparos en el interior, poniendo fin a casi 17 horas de angustioso secuestro.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El héroe francés que se enfrentó al asesino de Sídney obtiene la residencia en Australia

Un hombre apuñala a un obispo y a tres feligreses en Sídney

La Policía australiana identifica al atacante: "Tenía problemas mentales, no era un terrorista"