This content is not available in your region

Amnistía Internacional advierte del desprecio de muchos gobiernos a los derechos humanos a nivel global

Access to the comments Comentarios
Por Manuel Terradillos  con Amnistía Internacional, EFE, Reuters
euronews_icons_loading
Amnistía Internacional advierte del desprecio de muchos gobiernos a los derechos humanos a nivel global

En su informe anual, la Amnistía Internacional ha destacado la total impunidad con la que las partes implicadas en el conflicto de Siria cometen crímenes y abusos contra los derechos humanos de la población

Además, ha criticado a varios gobiernos por servirse de la inestabilidad mundial actual para poner en marcha prácticas que considera injustificables.

“Amnistía Internacional se ha documentado de forma consistente y condena los abusos contra los derechos humanos de grupos armados como el autodenominado Estado Islámico, Boko Haram, la milicia kurda YPG y otros. Pero las acciones de estos grupos no pueden ser usadas como justificación por ningún gobierno para violar los derechos humanos internacionales con el fin de conseguir logros a corto plazo, ya sea Estados Unidos y su vigilancia masiva, Rusia y ley de los “agentes extranjeros o Turquía o Nigeria utilizando sus fuerzas de seguridad contra su propia población”, decía Salil Shetti, secretario general de Amnistía Internacional, que también puso en tela de juicio a Francia y su estado de emergencia y a España por limitar la libertad de expresión y reunión.

La Unión Europea en su conjunto fue igualmente objeto de críticas por su gestión de la crisis de los refugiados. Así lo reflejaba Saliln Shetty: “El bloque más rico del mundo, que es Europa, no ha conseguido unirse para buscar una forma sensata, consensuada, coherente y segura para que la gente pueda acceder a Europa en un momento en el que están huyendo de la guerra y la persecución. Me gustaría decir que Europa ha fallado en el respeto a los derechos humanos, ha fallado a los emigrantes y los refugiados”.

Del bloque comunitario, el organismo asegura que excepto tal vez Alemanía, el resto de miembros dieron prioridad a la protección de sus fronteras antes que a los derechos de los refugiados.

Además, según Amnistía Internacional, el año pasado 122 países que practicaron la tortura, 29 obligaron ilegalmente a refugiados a regresar a sus países y en 19 se cometieron crímenes de guerra.