Última hora
This content is not available in your region

Japón: tecnología al servicio del desarrollo sostenible

euronews_icons_loading
Japón: tecnología al servicio del desarrollo sostenible
Tamaño de texto Aa Aa

La empresa japonsea Komatsu utiliza la inteligencia artificial para mejorar la productividad y animar a las mujeres a entrar en el mundo laboral”, explica la reportera de euronews, Daleen Hassan.

“Duro, peligroso y sucio”, estereotipos como estos hacen poco atractivo el trabajo en el sector de la construcción para los jóvenes. Las nuevas tecnologías de la información han revitalizado este sector vigilado desde las alturas por drones capaces de escanear obras gigantescas. Los datos recogidos son, luego, proyectados en 3D para que los trabajadores puedan compartir la información sobre el avance de las obras en tiempo real. Un sistema de trabajo altamente cualificado que ofrece una precisión extrema y reduce el impacto medioambiental.

“La Construcción Inteligente enlaza todos los procesos que la componen desde el diseño hasta la realización del proyecto a través de la simulación en 3D. La visualización de todo el proceso mejora la eficiencia de cada etapa. También, reduce de manera significativa las emisiones de CO2”, explica Chikashi Shike, presidente de la división de contrucción inteligente de Komatsu.

Komatsu ha conseguido motivar a los jóvenes, especialmente, a las mujeres. Una participación crucial en un sector que emplea a más de 1 millón de personas en Japón.

“Espero que con este sistema, las mujeres opten por la industria de la construcción, no solo en nuestro país sino, también, en todo el mundo”, explica Yuki Ohnuki, del departamento de la promoción de la Construcción Inteligente.

“Reciclaje espiritual

¿Qué hacer con la basura que se genera en los países desarrollados y en vías de desarrollo?. Suhji Yonomura sabe cómo ofrecer una segunda vida a los objetos obsoletos. Veámos el caso de un tranvía que ha llegado al final de su ciclo de utilización.

“Este tranvía está fuera de servicio, sin embargo, está equipado con aparatos que pueden ser reciclados y reutilizados”, explica Shuji Yonemura, directo del proyecto REMEMBER.

El projecto “REMEMBER” es una iniciativa japonesa basada en las tres r: “reducir, reutilizar, reciclar”. Consiste en crear nuevos productos a base de materiales en desuso.

Shuji Yonemura lo ha denominado “el reciclaje espiritual”: transformar los materiales de un viejo tranvía en herramientas útiles que, también, podemos conservar como recuerdo.

“Hemos conseguido crear un ciclo con el que transferimos la riqueza que los productos manufacturados en desuso provenientes de los trenes nos ofrecen hacia actividades como la reparación de tranvías u obras de caridad”, explica Shuji Yonemura, directo del proyecto REMEMBER.

Shuji cree que su proyecto puede ser exportado a Europa donde existe un gran desecho de este tipo de tecnología.

Estrategias para los objetivos de 2030 en Japón

Compartir este conocimiento y experiencias harán de este mundo mejor tal y como preconizan los objetivos de la ONU. Habla de cómo está implementando esta estrategia Japón, directora adjunta de la Cooperación Global, Megumi Ishizuma:

“Aquí, en Japón, uno de esos objetivos por los que trabajamos concierne a las mujeres. Queremos mejorar sus condiciones de trabajo. A nivel internacional Japón ha hecho propuestas para mejorar este aspecto y han sido recogidas en la agenda de la ONU para 2030 cuyo objetivo principal resume la temática: “No dejar a nadie atrás”. Este enfoque basado en lo humano desempeñará un papel muy importante a la hora de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, especialmente en áreas con alto riesgo de catástrofes naturales o sanitarias como en África “.

Sanitarios inteligentes

En muchos países la falta de servicios de abastecimiento de agua y saneamiento son la causa de importantes problemas de salud y sociales. Una empresa japonesa ha encontrado una solución innovadora y económica.

En los países del África subsahariana, la falta de sistemas de evacuación de aguas fecales provoca numerosas enfermedades. Los sanitarios Lixil SATO han sido diseñados para impedir que los insectos entren en los inodoros y, luego, extiendan los gérmenes. Jim McHale, vicepresidente de Lixil en Tokio nos explica en qué consiste este concepto:

“Se trata de una simple tapadera que hace contrapeso. Este receptáculo se llena de agua con una simple instalación y este dispositivo mantiene la tapadera cerrada.”

LIXIL se ha fijado como objetivo, mejorar las instalaciones de saneamiento de unos 100 millones de personas de aquí a 2020. Un porcentaje modesto si tenemos en cuenta que unos 2,4 millones de personas no disponen de sanitarios.

“Quedan muchos retos por supuesto. ¿Es realista pensar que los objetivos de desarrollo sostenible podrán alcanzarse en 2030?”, pregunta Daleen Hassan

“Me gustaría ser optimista y pensar que la comunidad internacional va a conseguir concienciar al público a través de la educación y animando a la juventud, eso es primordial puesto que los objetivos de desarrollo sostenible son la garantía de un futuro mejor”, responde Megumi Ishizuma, directora adjunta de la Cooperación Global de Japón.

La ministra principal de Escocia, una piedra en el zapato de Londres

euronews_icons_loading
La ministra principal de Escocia, una piedra en el zapato de Londres
Tamaño de texto Aa Aa

Nicola Sturgeon, se ha convertido en una piedra en el zapato de Theresa May, la primera ministra británica. El 13 de marzo, la ministra principal de Escocia anunció su disposición a celebrar un nuevo referéndum sobre la independencia tras asegurar que había buscado alternativas para Escocia desde el voto de Brexit en junio del año pasado, pero la inflexibilidad del Gobierno británico no deja otras opciones.

Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia: “El resultado del voto del Brexit es que ahora sabemos que el cambio es inevitable. La pregunta es qué tipo de cambio es bueno para Escocia, y eso nos corresponde decidirlo a nosotros.”

Para Theresa May es el peor momento para celebrar la consulta. La primera ministra británica tiene demasiados frentes abiertos. El más inmediato es el del 29 de marzo, fecha en la que activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa. “En nuestras negociaciones para salir de la Unión Europea, dijo, queremos un acuerdo que funcione para todo el Reino Unido, incluyendo al pueblo escocés. La estrechez de miras que ha mostrado hoy el SNP (Partido Nacional Escocés) es lamentable, poque pone a Escocia en una situación de más incertidumbre y división.”

May ha dejado las puertas abiertas a una consulta soberanista más adelante, pero Sturgeon ha dejado claro que más allá de la primavera del 2019 sería “demasiado tarde”.

En todo caso, la autorización final, como ocurrió con el referéndum del 2014, tendrá que darla el Parlamento británico, donde el Partido Conservador tiene mayoría. En el referendum de hace tres años, la independencia perdió por 10 puntos porcentuales. Tras el Brexit, esa distancia se había recortado, pero según indican los últimos sondeos, más de la mitad de los escoceses están en contra de celebrar una nueva consulta en el plazo de dos años.

La ministra principal de Escocia, una piedra en el zapato de Londres