Robert Habeck: "Europa sólo puede seguir siendo competitiva si está unida"

Robert Habeck: "Europa sólo puede seguir siendo competitiva si está unida"
Derechos de autor euronews
Por Olivia Stroud
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En una entrevista concedida a The Global Conversation, el vicecanciller alemán Robert Habeck subraya que Europa sólo puede afirmarse si está unida. Habla de la importancia del mercado único para la economía alemana y de la necesidad de una garantía de protección europea.

La mayor economía de Europa, Alemania, se ha comprometido a alcanzar la neutralidad climática en 2045. Tras un periodo de crecimiento lento, el país ha luchado por mantener baja la inflación, pero ¿puede Alemania equilibrar las políticas económica y climática? Hablamos con el Vicecanciller y Ministro Federal de Economía y Protección del Clima, Robert Habeck, para saber más.

¿Qué se juega Alemania en las elecciones europeas de junio?

Para Alemania es importante que Europa se comprometa a ser europea, que crezcamos juntos. El mercado interior es sumamente importante para la economía alemana. A ello se añade ahora el mercado interior de la energía, que se ha creado en los últimos años. Esta es la perspectiva alemana como país económico y energético en Europa. Como europeo, debo decir que es sumamente importante que Europa se convierta en una entidad política perceptible. En estos momentos, la confrontación mundial se está produciendo entre Rusia, Estados Unidos y China. No es seguro que Europa tenga un papel ahí. Si nos dividimos, si no actuamos unidos, las grandes decisiones geopolíticas se tomarán por encima de nosotros. Dado que Europa es fundamentalmente un continente de democracia liberal, las decisiones se tomarán en contra o, al menos, sin tener en cuenta nuestros valores.

Por lo tanto, los aspectos económicos, de política energética, de política climática, son todos correctos e importantes. Pero, en última instancia, se trata de mantener fuerte a Europa como unión de democracias liberales en la comunidad mundial. El futuro del mundo no se decidirá en la competición entre Alemania y Francia, o Dinamarca y los Países Bajos, o Suecia y Finlandia. El futuro del mundo se decidirá en la competencia entre Estados Unidos, China y Europa, y potencialmente India y Rusia.

Los Estados-nación en Europa deben reconocer que su papel existe en Europa, y afirmarlo. Y las normas europeas, las subvenciones, los reglamentos de apoyo económico, los procedimientos de aprobación, la política exterior, también la capacidad, por difícil que me resulte decirlo, de una industria armamentística europea. Debemos afrontar esta realidad. Y si entendemos Europa como una alianza laxa de 27 estados y no la dotamos de finalidad, diciendo que la integración europea debe continuar, entonces no seremos competitivos globalmente.

Alemania se enfrenta a una crisis económica y el poder adquisitivo de los ciudadanos ha disminuido. ¿Cómo salir de esta situación?

En el caso de Alemania, hay que decir que el país se ha visto especialmente afectado por dos razones. Teníamos una gran dependencia de la energía rusa. Más del 50% del gas, el 55% del carbón, pero también del petróleo, todo procedía de Rusia.

El vicecanciller alemán Robert Habeck presenta los datos de emisiones de gases de efecto invernadero para 2023 y los datos de proyección hasta 2030, 15/03/2024
El vicecanciller alemán Robert Habeck presenta los datos de emisiones de gases de efecto invernadero para 2023 y los datos de proyección hasta 2030, 15/03/2024Carsten Koall/(c) Copyright 2024, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten

Por eso no es de extrañar que la economía alemana se haya visto especialmente afectada. Hemos tenido que renegociar todos los contratos. Eso ha sido diferente en España o el Reino Unido o Dinamarca. Y Alemania es un país orientado a la exportación. Así que dependemos del mercado mundial, y la economía mundial está débil. China también tiene problemas económicos. Eso afecta a Alemania mucho más que a otros países.

Pero estamos luchando por salir de ella. Hemos garantizado la seguridad energética, ahora hemos reducido los precios de la energía, la inflación está bajando, los tipos de interés volverán a bajar pronto y entonces se reanudará la inversión. Y la economía mundial volverá a repuntar. Y entonces el país habrá superado este periodo de debilidad.

¿Cómo afrontar la escasez de mano de obra en Alemania?

En primer lugar, necesitamos la inmigración. No se trata en absoluto de una idea nueva. Pero durante demasiado tiempo, los partidos políticos conservadores han dicho "no, no, no necesitamos nada de eso". En segundo lugar, necesitamos integrar mejor a los potenciales, a la gente que ya está aquí, en el mercado laboral. Esto afecta sobre todo a los jóvenes que no tienen cualificación profesional o carecen de ella. Tiene que ver con el sistema educativo, con el sistema de formación continua

Para ponerlo en cifras, entre los 20 y los 35 años hay 2,6 millones de alemanes que no tienen cualificación profesional. Y eso es un problema político. No se trata de un problema individual en el que se dice: 'tienes que esforzarte más'. Demasiadas personas se quedan fuera porque pueden tener dislexia o problemas con las matemáticas. Pero aun así, pueden ser buenos artesanos, o tener talento para la enfermería.

Sigue faltando infraestructura de guarderías, para poder conciliar familia y trabajo. También es una tarea política.

Lo mismo ocurre con la participación de las mujeres en el mercado laboral.  En los países de habla alemana - Suiza, Austria, Alemania - es peor que la media europea. Mucho peor que en Escandinavia. Sigue faltando infraestructura de guarderías, para poder conciliar familia y trabajo. También es una tarea política. Y en tercer lugar, yo diría que, en una sociedad que envejece, necesitamos trabajar más tiempo. Los que quieran trabajar más tiempo deben poder hacerlo.

El gasto militar en Europa ha aumentado considerablemente. ¿Cuáles son las consecuencias para la economía?

O no lo vimos o no quisimos ver lo que Putin está haciendo, la fuerza con la que está construyendo sus ejércitos allí. No me gusta gastar dinero en ejércitos y armamento. Sería mejor usarlo para educación, investigación, para formación continua, para protección del clima, para criterios de sostenibilidad. Pero tenemos que hacerlo. El tiempo en que no queríamos hacerlo se acabó. Por lo tanto, tenemos que aumentar el gasto militar para poder protegernos. También para poder darnos nuestra propia garantía de protección europea. No sólo ver a los estadounidenses como garantes, sino que tenemos que ser más capaces de defendernos. El gasto militar ha aumentado en los dos últimos años porque hemos apoyado mucho a Ucrania. En mi opinión, hay que estabilizarlos para... Casi hay que decir, el mantenimiento del ejército europeo y al menos el alemán, para poder hacer nuestra parte.

Según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente, la UE no está preparada para el cambio climático y las olas de calor. ¿Qué piensa hacer para cambiar esta situación?

Ahora, ante todo, se trata de limitar al máximo el calentamiento global. Se trata únicamente de frenar, de contener la curva de forma que la gente pueda adaptarse. Para soportar este cambio significativo. Como organismo, como organismo biológico y como cohesión social, como comunidad social. Y eso significa que debemos hacer nuestras ciudades más resistentes al calor y a la lluvia. La agricultura debe ser más sostenible. Necesitamos embalses de agua en las regiones áridas, necesitamos revisar la gestión del agua, y las medidas de protección del litoral, son inversiones importantes.

ARCHIVO - Un grupo de personas pasea por el cauce del río Waal debido a la sequía en Nimega, Países Bajos, el martes 9 de agosto de 2022.
ARCHIVO - Un grupo de personas pasea por el cauce del río Waal debido a la sequía en Nimega, Países Bajos, el martes 9 de agosto de 2022.Peter Dejong/Copyright 2022 The AP. All rights reserved

Más velocidad en la transición energética en Europa: ¿Qué hay que hacer? ¿Y qué significa eso para la industria y las personas?

En el próximo mandato de la Comisión Europea, tiene que haber menos burocracia en la expansión de las energías renovables. Nos estamos complicando la vida innecesariamente en algunos aspectos. En el caso de la Directiva de Energías Renovables, no sé si todo eso tiene que estar tan meticulosa y extensamente regulado. Si realmente queremos progresar, tenemos que ser más pragmáticos y menos burocráticos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La ultraderechista AfD rechaza las acusaciones de propaganda de Putin

El alemán Olaf Scholz puede haberse convertido en un grave problema para Ucrania

Alemania intensifica la lucha contra la extrema derecha