Los liberales europeos desafían las convenciones (otra vez) y apuestan por tres nombres para las elecciones de la UE

De izquierda a derecha: Sandro Gozi, Marie-Agnes Strack-Zimmermann y Valérie Hayer.
De izquierda a derecha: Sandro Gozi, Marie-Agnes Strack-Zimmermann y Valérie Hayer. Derechos de autor European Parliament & ALDE.
Por Jorge LiboreiroShona Murray
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los liberales europeos han propuesto no uno, sino tres nombres para encabezar su campaña a las elecciones al Parlamento Europeo.

PUBLICIDAD

Marie-Agnes Strack-Zimmermann, política alemana que preside la comisión de Defensa del Bundestag, estará acompañada por dos eurodiputados en ejercicio, Sandro Gozi y Valérie Hayer, en el llamado 'Equipo Europa', que representaría a la familia liberal en los comicios de toda la UE, previstos entre el 6 y el 9 de junio.

Este movimiento poco convencional, presentado oficialmente durante el acto inaugural del partido el miércoles por la noche, supone un desafío directo al sistema Spitzenkandidaten, según el cual cada partido debe designar a un candidato principal para presidir la institución más poderosa del bloque: la Comisión Europea.

El Partido Popular Europeo (PPE), de centro-derecha, ha elegido a Ursula von der Leyen, la presidenta en funciones, mientras que los Socialistas y Demócratas (S&D) han elegido a Nicolas Schmit, Comisario Europeo de Empleo y Derechos Sociales.

La falta de listas transnacionales privaría al sistema Spitzenkandidaten de significado real, según los liberales

Pero los liberales no están de acuerdo, argumentando que la falta de listas transnacionales, una vieja ambición de los legisladores pro-integración, que se ha topado con la firme resistencia de los Estados miembros, priva al sistema Spitzenkandidaten de significado real.

En 2019, los liberales presentaron siete nombres, entre ellos Margrethe Vestager, jefa de Competencia del bloque, y Guy Verhofstadt, ex primer ministro de Bélgica.

Esta vez, han recortado las cosas a un triunvirato que personifica cada uno de los tres pilares que conforman su familia política: la diputada alemana, Strack-Zimmermann de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), Gozi del Partido Demócrata Europeo (PDE) y Hayer de los no inscritos, es decir, Renacimiento francés.

Strack-Zimmermann es considerada la cara principal de la campaña

A pesar de la disposición igualitaria, Strack-Zimmermann, una experta en defensa de 66 años que se ha ganado una reputación por sus críticas abiertas a la guerra de agresión de Rusia y su continua presión sobre el canciller Olaf Scholz para que aumente los suministros militares a Ucrania, es considerada la cara principal de la campaña y probablemente participará en cualquier debate televisado junto a los otros grupos contendientes.

Los tres candidatos defenderán un manifiesto de 10 puntos que se ultimó el miércoles tras las negociaciones entre las distintas facciones. El manifiesto recoge las prioridades emblemáticas del liberalismo, como la reducción de la burocracia, el fomento de la competitividad y la protección de las libertades personales.

Tiempos inciertos para los liberales

El acto inaugural se produce en un momento en que 'Renovar Europa', el grupo que acoge a los eurodiputados liberales en el Parlamento Europeo, se enfrenta a un futuro incierto en medio de un panorama político cambiante y un clima de crisis que parecefavorecer los puntos de vista de extrema derecha.

Un sondeo exclusivo de Euronews realizado por Ipsos reveló esta semana que 'Renovar Europa' pasará de los 102 escaños actuales a 85 en junio. Según esta proyección, el grupo mantendrá su posición como tercera formación del hemiciclo, pero corre el riesgo de ser superado por la ultraderechista Identidad y Democracia (ID), que obtendría 81 escaños. ID es la fuerza más radical de la derecha y engloba a formaciones como la Agrupación Nacional (Francia), Alternativa para Alemania (Alemania) y Flemish Interest (Bélgica).

'Renovar Europa' ante el fantasma de la ultraderecha

'Renovar Europa' también se enfrenta al fantasma del grupo de extrema derecha Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), que según Ipsos obtendría 76 escaños. Pero esa cifra podría aumentar aún más si ECR acaba acogiendo a los eurodiputados de Fidesz (Hungría).

El Primer Ministro, Viktor Orbán, no ha ocultado la intención de integrar a sus legisladores en la familia ECR tras estrechar lazos con Georgia Meloni, cuyo Fratelli d'Italia se convertirá en la delegación más numerosa del grupo. Sin embargo, las delegaciones checa, sueca y finlandesa del ECR se han mostrado contrarias a la idea de aceptar a Fidesz debido a las estrechas relaciones de Orbán con Vladímir Putiny Xi Jinping. Se espera una decisión después de las elecciones.

Si Fidesz se uniera a ECR, es probable que 'Renovar Europa' cayera del tercer al quinto puesto en el Parlamento, lo que supondría un duro golpe para la familia centrista, que se enorgullece de actuar como "hacedores de reyes" entre la derecha y la izquierda, es decir que son cruciales y tienen gran influencia.

El PPE adopta argumentos de la extrema derecha lo que complica las cosas a los liberales

La percepción de que el PPE, bajo el liderazgo de Manfred Weber, está adoptando los argumentos de la extrema derecha y normalizando fuerzas que antes se consideraban marginales, complica aún más las cosas a los liberales.

Valerie Hayer, presidenta de 'Renovar Europa' y una de las tres candidatas principales, se hizo eco de estas preocupaciones el miércoles por la mañana . Para Hayer, la inclusión de una política migratoria al estilo de Ruanda en el manifiesto del PPE es una opción "populista" para enviar una "señal a la extrema derecha", aunque la eurodiputada francesa cree que la conversión ideológica podría ser un caso de electoralismo y se desvanecerá una vez acabada la campaña.

Peligrosos lazos que ponen en peligro  el 'cordón sanitario'

"Lo que vimos, sobre todo el año pasado, fue bastante sorprendente. En 2023, el acercamiento entre la derecha y la extrema derecha era evidente", dijo Hayer durante un desayuno con periodistas, al que asistió Euronews.

"Hablo del año 2023 porque, para mí, fue un año crucial en el que vimos el intento de Weber de acercarse a la extrema derecha. Tengo la impresión de que comprendió que esto corría el riesgo de debilitar la unidad y la cohesión de su grupo político y que, en consecuencia, ha frenado de alguna manera esta estrategia".

La eurodiputada francesa subrayó **la importancia de mantener el 'cordón sanitario'**que hasta ahora ha mantenido separados a los partidos proeuropeos (PPE, S&D, 'Renovar Europa' y los Verdes) del movimiento euroescéptico de ECR e ID. Pero los lazos más estrechos entre los conservadores ponen en duda la viabilidad de tal barrera.

PUBLICIDAD

Hayer: "No trabajamos con los extremos"

"Podemos trabajar sin ECR, ya lo hacemos hoy. Tenemos al PPE, al S&D y a 'Renovar Europa' y potencialmente a los Verdes, en la coalición", dijo Hayer. "Pero en cualquier caso, nuestra línea es clara: no trabajamos con los extremos, no damos ninguna responsabilidad a los extremos".

Aun así, su partido no es inmune al cambio de mentalidad: los políticos liberales de Bélgica, Países Bajos, Francia y Alemania se han vuelto cada vez más escépticos sobre el Pacto Verde y la carga administrativa impuesta a los agricultores y la industria. El año pasado, el Primer Ministro belga, Alexander De Croo, uno de los liberales más destacados de Europa, saltó a los titulares al pedir una 'pausa verde', queja compartida por el PPE, que se ha rebautizado como el "partido de los agricultores".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Elecciones europeas: ¿A qué fuerza política votarán los ciudadanos de la UE?

Todo lo que debe saber: Guía de las elecciones europeas de 2024

La UE y Reino Unido acuerdan "líneas políticas generales" sobre Gibraltar