Última hora

Última hora

Grita, come, insulta: Cómo ser español según el diario inglés The Times

Leyendo ahora:

Grita, come, insulta: Cómo ser español según el diario inglés The Times

Spanish assistants wait for the start of San Miguel bullfight
@ Copyright :
Captura de pantalla del diario The Times.
Tamaño de texto Aa Aa

"Llega siempre tarde -a no ser que te persiga un toro". Esta es una de las características imprescindibles para conseguir el pasaporte español porque, según el periodista Chris Haslam del diario británico The Times, si llegas con 30 minutos de retraso puede ser considerado "bastante pronto y bastante maleducado" en España. Pero no es la única que figura en su artículo "Cómo ser español", publicado el pasado 21 de enero.

Un español verdadero, según The Times, luce la piel bronceada, insulta como un soldado, grita, come como si pasara hambre, es maleducado y tiene el don de distinguir entre tapas y pintxos. Además, abraza y besa completos desconocidos y grita "oiga" al camarero. 

Olvídate de decir gracias si quieres la nacionalidad española. Según Haslam, "las nociones anglosajonas de educación, discreción y decoro" no forman parte de las costumbres españolas.

También, pierde el miedo a insultar. "Hablando -o mejor dicho, gritando- el español se llena de obscenidades de una inventiva asombrosa y una conciencia anatómica, y no importa con quién estés hablando", asegura el periodista británico.

En el tema culinario, lo más importante, aparte del aceite de oliva y las tapas, es no dejar nada en el plato. "Los países que han sufrido hambrunas son raros en este sentido", cerciora.

Por último, no te pases con las propinas, sé ambivalente con el tema de los toros y llévate el teléfono móvil hasta el baño, ya que puede ser de utilidad tanto para ·mandar mensajes a tu amante secreto· como para iluminar los baños ibéricos "programados para apagarse después de cuatro segundos", concluye.

¿Falta o sobre algo en este manual para ser español?

Las redes sociales han dado su veredicto, entre los que se han sentido ofendidos por el texto de The Times, los que se lo han tomado como un artículo de humor y lo que han lanzado la pelota al campo contrario.