Última hora

Última hora

Fumar y beber comienza a dañar las arterias de los adolescentes a los 17 años

Leyendo ahora:

Fumar y beber comienza a dañar las arterias de los adolescentes a los 17 años

Fumar y beber comienza a dañar las arterias de los adolescentes a los 17 años
Tamaño de texto Aa Aa

Las arterias de los adolescentes que beben alcohol y fuman, incluso muy ocasionalmente, comienzan a endurecerse a la edad de 17 años, según un estudio reciente.

La rigidez arterial se ha relacionado con problemas cardíacos, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

El estudio, publicado en el European Heart Journal este miércoles, se basó en datos de más de 1,000 adolescentes británicos, que proporcionaron detalles sobre sus hábitos de beber y fumar a los 13, 15 y 17 años.

"Descubrimos que, en esta gran cohorte británica contemporánea, beber y fumar en la adolescencia, incluso a niveles más bajos en comparación a los reportados en estudios con adultos, se relaciona con el endurecimiento arterial y la progresión de la aterosclerosis", señaló en una declaración el autor principal del estudio, el profesor John Deanfield del Instituto de Ciencias Cardiovasculares de la University College de Londres

La investigación demostró que los adolescentes que habían fumado más de 100 cigarrillos o que solían beber en exceso, tenían arterias más rígidas que los que no lo hacían.

También descubrió que consumir alcohol y tabaco a la vez podía provocar un mayor daño arterial que beber y fumar por separado.

Por otro lado, el estudio concluyó que el bajo consumo de alcohol no aportaba ningún beneficio a la salud arterial.

Sin embargo, el daño podría ser reversible, según los investigadores.

"Si los adolescentes dejaban de fumar y beber durante la adolescencia, sus arterias volvían a la normalidad, lo que sugiere que se puede conservar la salud arterial desde una edad temprana", explicó Deanfield.

El estudio hizo un llamado a la salud pública para que desarrolle estrategias que eviten que los adolescentes adopten hábitos de consumo de alcohol y tabaco, con el objetivo de preservar la salud de sus arterias.