Última hora

Última hora

Jordi Amat: en Cataluña "la gente se siente engañada"

Leyendo ahora:

Jordi Amat: en Cataluña "la gente se siente engañada"

Jordi Amat: en Cataluña "la gente se siente engañada"
@ Copyright :
REUTERS/Jon Nazca
Tamaño de texto Aa Aa

Lo acontecido en el primer aniversario del 1-O en las calles de Barcelona ha puesto de manifiesto la división y la falta de liderazgo del independentismo catalán.

Independentistas radicales asediaban la jefatura de policía de Vía Laietana, cercaban el Parlament y amenazaban con asaltarlo, unas horas después de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, animara a los Comités de Defensa de la República (CDR), a "apretar".

El expresidente y el ex vicepresidente catalanes, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, han condenado esos episodios de violencia.

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha señalado que "no ayudan" a la causa independentista.

Euronews ha hablado de las contradicciones que vive el bloque independentista con el escritor Jordi Amat.

"Yo creo que lo que ayer se visualizó, y que respresenta un sector muy minoritario dentro del independentisto, es la incapacidad de sus líderes para gestionar el legado de lo que representó el 1 de octubre.

Mi sensación es que tienen un capital vinculado a ese día, que les superó, pero, además, no son conscientes, o no quieren asumir, mejor dicho, que el ciclo de la unilateralidad, el que empezó el 6 de septiembre, ha supuesto una derrota profunda para el independentismo y eso está generando un clima extraño de tensión, de desconfianza, que explica en buena parte lo que ocurrió ayer en las calles de Barcelona".

¿Cómo percibe todo esto la sociedad catalana?

"Hay un enome desconcierto al que se suma una considerable frustración, porque la gente se siente engañada. Yo creo que tienen motivos objetivos para sentirse engañados, y es que sus líderes, en buena medida, les mintieron. Les dijeron que la independencia era posible y ahora sabemos que es prácticamente imposible. Y esa sensación de frustración puede cronificarse y generar problemas. Por ahora solo ha saltado una chispa, pero sería conveniente que dieran solución al panorama que puede producirse".

Sobre lo que viene ahora y el futuro liderazgo, Amat cree que "el protagonismo que ha adquirido Puigdemont en los últimos meses va a ir a menos".

"Creo que su desconexión de la realidad empieza a ser considerable y la posición que mantiene en sus declaraciones públicas es de un radicalismo que el movimiento hace lo posible para abandonar. Durante los meses del asunto judicial en Alemania tuvo un protagonismo que yo creo que no va a volver a tener y, además, cuando se produzcan los juicios, que van a ser un momento muy importante en cómo el movimiento puede avanzar en el futuro, su protagonismo quedará totalmente reducido. El liderato del movimiento que durante un tiempo lo tuvo él ahora lo está perdiendo y el problema es que nadie lo está asumiendo. Buena parte de los líderes que podrían asumirlo están encarcelados y Torra no ha tenido, ni ha querido tener y ha conseguido tener, la credibilidad necesaria en el movimiento para poder liderarlo".

Quim Torra, acusado de llevar a cabo un doble juego "peligroso" por la clase política tras verse obligado a reprimir a los manifestantes, después de haber animado a los CDR a seguir presionando en la calle, es, según Amat, "un activista que tiene el megáfono más importante del país, que es el de presidente de la Generalitat" y probablemente "no es muy consciente de lo que representa ese cargo y la responsabilidad que implica".

"Más que política está haciendo discursos y sus discursos son muchas veces contradictorios, pero es inevitable en alguien que viene del activismo y a quien esta posición le está superando", concluye Amat.