Última hora

El dilema del carbón en Polonia

El dilema del carbón en Polonia
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Ésta es la mina de carbón más grande de Europa. Se encuentra a las afueras de la ciudad polaca de Katowice, que acoge la cumbre COP24 sobre el cambio climático.

La mina da trabajo a unos 3.500 mineros y es uno de los símbolos de una región conocida como el reino del carbón.

Aquí la minería no es solo una industria, sino que forma parte de la identidad de Silesia. Es un trabajo difícil y peligroso, aunque Radek Wojnar, no se imagina dedicándose a otra cosa.

"He visto esta mina desde mi ventana toda mi vida. Mi padre era minero, mis abuelos trabajaban en las minas. Es una tradición transmitida de generación en generación. Es difícil explicar por qué, pero algo me atrae a este lugar, por eso sigo trabajando aquí".

En un país donde el carbón representa el 80% de la producción de electricidad, los objetivos climáticos y energéticos de la Unión Europea, que incluyen la eliminación gradual de los combustibles fósiles, no concuerdan bien con una industria metalúrgica de gran voracidad energética.

Medio millón de empleos dependen del sector del carbón, según explica este representante sindical de Solidarność:

"Si este proceso de descarbonización se produce de manera acelerada, tal como quiere la Unión Europea, no podremos sobrevivir económica y socialmente", asegura Dominik Kolorz, representante sindical de Solidarność, en la región de Silesia.

En Polonia, el sector de la minería del carbón ya pasó por una profunda reestructuración en las últimas décadas.

La transición no siempre fue un éxito. La ciudad de Walbrzych, en en el suroeste de Polonia, aún no se ha recuperado del cierre de todas las minas de los alrededores.

Tras perder su empleo como minero hace un par de décadas, Roman viajó por Europa para buscar trabajo, pero regresó sin un centavo.

Vive de trabajos ocasionales en los llamados pozos de pobreza, minas excavadas de forma clandestina a las afueras de la ciudad.

La represión policial ha aumentado, aunque eso no logra disuadir a quienes como el exminero, Roman Janiscek, no tienen otra opción para ganarse la vida.

“Seguramente vendrán las autoridades vendrán a rellenar los agujeros. Pero la gente sigue cavando de todos modos estos pozos de pobreza Porque el carbón era, es y será siempre necesario ".

“Lejos de la cumbre de Katowice, las consideraciones sobre el cambio climático siguen siendo un lujo lejano para quienes como Romain, el declive del carbón no trajo más que sufrimiento"

Valerie Gauriat, desde Silesia, para euronews.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.