Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

¿Sospecha de sabotaje en la Estación Espacial Internacional?

¿Sospecha de sabotaje en la Estación Espacial Internacional?
Tamaño de texto Aa Aa

Los cosmonautas rusos Serguéi Prokópiev y Oleg Kononenko tuvieron que salir del módulo para una tarea considerada por la agencia espacial rusa de "gran dificultad". Los cosmonautas pasaron más de siete horas fuera de la estación, a 400 kilómetros de la corteza terrestre, inspeccionando las paredes de la nave rusa Soyuz MS-09_.
_

A finales de agosto se detectó un orificio milimétrico en la nave rusa Soyuz MS-09 que provocó una fuga de oxígeno en la plataforma, ya subsanada.

El objetivo ahora era encontrar las causas: Prokópiev y Kononenko salieron de la nave y cortaron, no sin dificultades, una parte del revestimiento antimeteoritos con cuchillos giratorios, tenaza y tijeras. Después tomaron imágenes y una muestra de materia alrededor del agujero para llevar el material de regreso a la Tierra y hacer las pruebas policiaco-periciales.

Después instalaron una nueva cobertura térmica, porque la misma nave debe traer a un equipo de astronautas a la Tierra

Como la Soyuz no está equipada para caminatas espaciales, Kononenko ha tenido que desplazarse hasta la nave rusa con la ayuda de un brazo robótico manejado por control remoto por su compañero Prokópiev.

Las primeras cuatro horas de la misión se dedicaron simplemente a acercarse a la cápsula.

Roscosmos mantiene que el diminuto agujero nunca puso en peligro la vida de la tripulación de la estación, aunque algunas fuentes no descartaron que el orificio fuera taladrado después del ensamblaje. El agujero provocó una ligera despresurización en la ciudad de las estrellas.

Al principio creyeron que se trataba del impacto de un micrometeorito o cualquier resto de basura espacial . Sin embargo el orificio está perforado desde dentro con un taladro que además ha dejado huellas y rasponazos.

Aunque Roscosmos mencionó en septiembre la hipótesis del sabotaje, lo posibilidad más verosímil en estos momentos es que se haya producido un error en Tierra, antes o después del montaje, que se intentó ocultar tapándolo con un pegamento y que se despegó una vez en el espacio.

Kononenko llegó a la estación el pasado 3 de diciembre en la Soyuz MS-10 junto a la estadounidense Anne McLain y el canadiense David Saint-Jacques.