Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La democracia en Europa “ha retrocedido más que en cualquier otra región''

La democracia en Europa “ha retrocedido más que en cualquier otra región''
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La democracia ha retrocedido más en Europa que en cualquier otra región del mundo, según la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU, por sus siglas en inglés).

En su Índice de Democracia 2018, la EIU observa un "malestar democrático" que se siente particularmente en Europa occidental, donde el estado de la democracia está en declive por tercer año consecutivo.

Sin embargo y a pesar del ligero aumento registrado en 2018, Europa del Este ha sido la que más se ha deteriorado desde que la EIU comenzó su Índice de Democracia en 2006.

A pesar del "malestar democrático" del que se ha informado, los países de Europa siguen dominando la tabla mundialmente, con Noruega en primer lugar, e Islandia y Suecia en segundo y tercer puesto, respectivamente.

Rusia fue clasificada como el país menos democrático de Europa, alcanzando el puesto 144 en la tabla mundial, por debajo de países como Afganistán y Zimbabwe.

Europa Occidental tiene una gran presencia de países que el informe considera "democracias plenas", mientras que el Este de Europa no logra ni siquiera una de ellas, dominando en cambio la categoría de "democracia defectuosa".

¿En qué países se registraron los descensos más notables en las puntuaciones entre 2017 y 2018?

En la clasificación de la EIU en 2018 se produjeron varios descensos notables en toda Europa, entre ellos en Austria, Georgia, Hungría, Rusia y Turquía, pero sobre todo en Italia.

Italia

El informe señala que la disminución de la calidad democrática en algunos países de Europa occidental ha llevado a un mayor apoyo de los partidos antisistema y a una política de "hombre fuerte" tanto de izquierdas como de derechas.

En Italia, el auge de este tipo de política en forma de coalición gubernamental populista entre el Movimiento 5 Estrellas y el ultraderechista partido de la Liga hizo que la clasificación del país cayera de la 21ª posición en 2017 a la 33ª en 2018.

La política contra el sistema que toma el poder en países como Austria e Italia es "un reflejo de la continua incapacidad de los partidos mayoritarios para abordar las preocupaciones e inseguridades de sectores significativos de la población", señala el informe.

El Gobierno de Italia, en particular, demuestra una "profunda desilusión con las instituciones políticas, incluidos el parlamento y los partidos políticos, que se ha traducido en un aumento del apoyo a los "hombres fuertes" que pasan por alto las instituciones políticas".

El informe señala específicamente al Ministro del Interior y Viceprimer Ministro italiano, Matteo Salvini, tanto por su historial en materia de derechos humanos como por sus políticas de línea dura contra la inmigración.

Georgia

Las recientes disputas en las elecciones presidenciales han provocado que Georgia sufra la mayor caída de la calidad democrática en Europa del Este.

Las elecciones de Georgia estuvieron cargadas de controversia en un proceso que, según la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), fue socavado por ambas partes de la contienda.

"La segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Georgia fue reñida y los candidatos pudieron hacer campaña libremente, aunque una de las partes disfrutó de una ventaja indebida y el carácter negativo de la campaña en ambas partes socavó el proceso", dijo la OSCE en una declaración en noviembre.

Tanto el informe de la OSCE como el de la EIU señalaban que la "ventaja indebida" particular provenía del ex primer ministro multimillonario del país, Bidzina Ivanishvili, cuyo partido Georgia Dream apoyó al candidato y ahora presidente Salome Zurabishvili.

"Bajo la influencia de Ivanishvili, el gobierno intervino en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, ofreciendo la condonación de la deuda a 600.000 ciudadanos dos semanas después del día de las elecciones", señala el informe del Índice Democrático de la EIU.

"Esto pareció probar que el Gobierno tenía una considerable ventaja sobre la oposición."

¿En qué países se registraron aumentos de la calidad democrática?

Sin embargo, las estadísticas no fueron todas negativas. A pesar del deterioro general durante tres años en Europa occidental, Finlandia, Alemania y Malta aumentaron su puntuación en 2018.

Del mismo modo, en Europa oriental, se registraron "mejoras sustanciales" en Armenia, Estonia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

Estonia se clasificó como la mejor "democracia defectuosa" de Europa del Este en 2018, "debido a una mejora significativa de la confianza percibida en el Gobierno y los partidos políticos".

¿Qué lugar ocuparon los países de la Unión Europea?

Suecia encabezó la lista de los países más democráticos de la Unión Europea, y también ocupó el tercer lugar a nivel mundial.

En el otro extremo de la escala, Rumania ocupó el último lugar entre todos los países de la UE, con Croacia sólo ligeramente por delante.

¿Cuál es la perspectiva democrática para 2019?

Euronews habló con Fiona Mackie, autora del informe Índice de Democracia 2018, que precisó el estado de la democracia en Europa y el efecto de la continua influencia del populismo en el próximo año.

Con el aumento de las puntuaciones de la población general que participa en el discurso político, esto se considera generalmente un paso positivo para la democracia, señala Mackie.

Sin embargo, la combinación de participación política y populismo puede ser motivo de preocupación.

"En Europa, en la medida en que la participación política ha aumentado debido a que los votantes han sido involucrados por los populistas, existe el riesgo de que en 2019, los avances que vimos en el Índice de Democracia se inviertan realmente", dijo Mackie. "En medio de una creciente polarización política y de un potencial deterioro de la gobernanza o de las libertades civiles".

¿Qué países debemos vigilar?

Cuando se le preguntó qué países europeos podrían ser los primeros en la agenda de 2019 del Índice de Democracia, Mackie dijo que habría muchos que tener en cuenta.

"Veremos partidos populistas en Suecia y en España. Observaremos el relativamente nuevo Gobierno de Italia y, por supuesto, observaremos de cerca las elecciones al parlamento de la UE como un indicador del desempeño de los partidos populistas en toda la región".

En sus comentarios finales, Mackie dijo que Reino Unido sería un país especialmente importante a seguir debido a Brexit, y con especial atención a las discusiones sobre un segundo referéndum.

El tema de un segundo referéndum "será extremadamente divisivo y podría conducir a una creciente polarización política y, en última instancia, a una pérdida de confianza en la democracia en Reino Unido", dijo.