Última hora

Última hora

Leo Varadkar: el Brexit es un "verdadero acto de autolesión"

Leo Varadkar: el Brexit es un "verdadero acto de autolesión"
Tamaño de texto Aa Aa

De "verdadero acto de autolesión". Así ha calificado la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE) el primer ministro irlandés. Desde la ciudad suiza de Davos, donde se celebra el Foro Económico Mundial, Leo Varadkar ha insistido en que Irlanda debe tener una garantía ilimitada de que no habrá una frontera dura en la isla tras el Brexit.

"La dificultad, por supuesto, es que hay un límite de tiempo, que dice que no habrá una frontera dura en su isla durante 3 años o 5, 6, o 10 años, pero después podría ocurrir. Es ahí donde surge la dificultad. He oído a mucha gente, especialmente a personas que apoyan el Brexit en el Reino Unido, decir que no quieren una frontera dura, pero tampoco quieren la llamada salvaguarda. Entonces, ¿qué ofrecen a cambio? Lo único que ofrecen -si nos rendimos- es la promesa de que solucionarán las cosas en los próximos dos años, con una tecnología que todavía no existe", ha declarado Leo Varadkar.

Para desbloquear el Brexit, el ministro polaco de Exteriores propuso limitar a cinco años la llamada salvaguarda irlandesa, una red de seguridad para evitar la restauración de una frontera rígida entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

"La única manera, en mi opinión, de evitar una frontera dura a largo plazo es tener un acuerdo muy bien atado sobre las aduanas y las reglas del mercado. Y eso entra en conflicto directo con la visión de que el Reino Unido puede decidir solo. Algo que nunca se ha cuadrado, ese círculo nunca se ha cuadrado. Es esa idea de 'tú te lo guisas y tú te lo comes', y sigo teniendo los beneficios de estar en la Unión Europea: comercio sin cortapisas, fronteras abiertas y, al mismo tiempo, tener una política comercial independiente".

El primer ministro irlandés lamenta que el Brexit esté afectando a los ciudadanos de su país, pese a que no han tenido voz ni voto al respecto.

"No debemos olvidar que es un problema creado por el Reino Unido. Creo que es un verdadero acto de autolesión, pero es su elección. Pero también está creando problemas para quienes no votaron a favor del Brexit, incluida la mayoría de la gente en Irlanda del Norte y a personas a las que no se les preguntó, como los ciudadanos de la República de Irlanda", ha añadido.