Última hora

Última hora

Una decisión devastadora para la economía británica

Una decisión devastadora para la economía británica
Tamaño de texto Aa Aa

Supone un fuerte varapalo para la economía del Reino Unido. El ministro británico de Empresas, Greg Clark, ha calificado de "devastadora" la decisión de Honda de cerrar su fábrica en la localidad inglesa de Swindon. Una medida que se producirá dentro de dos años y que responde a decisones comerciales motivadas por cambios en el mercado.

"Es un duro golpe para la economía británica. En breve asistiré, en Swindon, a una reunión con representantes sindicales. Haremos todo lo que podamos con el fin de garantizar que los valiosos empleados de Honda en Swindon encuentren nuevas oportunidades que les permitan hacer uso de sus habilidades y experiencia", declara el ministro británico de Empresas, Greg Clark.

En Honda aseguran que el Brexit no tiene nada que ver con la decisión tomada pero su sombra planea sobre las intenciones del constructor japonés de automóviles.

"Como ustedes saben, la industria de los vehículos de cuatro ruedas se enfrenta a un punto de inflexión. Bajo estas circunstancias, para que Honda sobreviva, necesitamos proveer nuestros productos de una manera rápida para satisfacer las necesidades de nuestros clientes", afirma Takahiro Hachigo, director ejecutivo de Honda.

La marcha de la marca nipona, de Swindon, supone la pérdida de 3 500 empleos en una planta en la que se fabrican dos modelos de coche: el Civic y el CV-R.

"Es terrible. Es como una pesadilla. La decisión afecta a muchas familias, a mucha gente con niños, como nosotros. Estamos realmente destrozados.

El cierre en 2021 forma parte de una reestructuración global de Honda, que fabricará y exportará el nuevo Civic a Europa desde Japón.