Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

"Son delitos, no pecados": Víctimas critican la inacción de la cumbre sobre pederastia del Vaticano

"Son delitos, no pecados": Víctimas critican la inacción de la cumbre sobre pederastia del Vaticano
Derechos de autor
Vatican media/Handout
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Las asociaciones de víctimas de abusos sexuales infligidos por miembros de la Iglesia Católica no están satisfechas con las conclusiones de la primera cumbre vaticana sobre pederastia. "Mientras no haya hechos, las palabras no nos sirven".

Así lo resume Juan Cuatrecasas, presidente y portavoz de Asociación Infancia Robada, que aglutina la experiencia de varios casos de pederastia por parte de miembros del clero en España, para asesorar y acompañar a aquellos que quieren iniciar su denuncia.

Por ejemplo, Cuatrecasas es el padre de un menor que sufrió abusos y agresiones sexuales en el colegio del Opus Dei Gaztelueta, en Leioa, cerca de Bilbao. Ha estado en el Vaticano mientras se celebraba la cumbre y defiende que las víctimas no han tenido voz.

"Ninguna explicación es suficiente para el abuso a los niños. Tenemos que reconocer con humildad y coraje que estamos frente al misterio del mal", dijo el papa Francisco el pasado domingo como colofón de cuatro días de ponencias y debates sobre cómo combatir la pederastia en el seno de la institución que lidera.

Juan Cuatrecasas, durante la cumbre contra la pederastia del Vaticano.

Cuatrecasas atribuye al pontífice, que propuso ocho puntos para dar respuesta al problema, haber "encendido una luz muy tibia, muy tenue", pero teme que "predica en el desierto". "No hay ningún atisbo de que la Iglesia a nivel internacional siga los patrones que le dictamina el papa", apunta.

En particular, considera que las conferencias episcopales en países sudamericanos, Italia, España y Francia van muy atrasadas respecto al ámbito anglosajón. "No han hecho los deberes y de cara a la cumbre quisieron mostrar que habían hecho algo, pero en realidad lo que han hecho es ningunear, faltar al respeto de las víctimas y victimizarlas una y otra vez".

En este sentido, Cuatrecasas tacha de "deplorable" el trato de la Conferencia Episcopal Española a las víctimas, "siempre con ánimo muy claro de encubrir sus delitos y no denunciar a los pederastas".

"Hay pederastas, hay que denunciarlos", incide, enumerando casos en colegios españoles que están sobre la mesa y que la cumbre no ha mencionado como Maristas, La Bañeza, Monstserrat, y el suyo, Gaztelueta.

"No estamos hablando de pecados, estamos hablando de delitos", señala y, por tanto, cree que es fundamental que se involucre la Justicia ordinaria para investigar estos casos. "Que la Iglesia se investigue a sí misma no nos parece que sea equitativo", apostilla y lo compara con "meter al zorro en el gallinero".