Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

El tiroteo de Utrecht podría tener una motivación familiar

El tiroteo de Utrecht podría tener una motivación familiar
Tamaño de texto Aa Aa

¿Fue un atentado o bien una venganza fruto de una disputa familiar? En la ciudad holandesa de Utrecht buscan respuestas tras el tiroteo del lunes en un tranvía que dejó tres muertos y cinco heridos.

El presunto autor del ataque fue detenido a última hora de la tarde, tras horas de intensa búsqueda. Ha sido identificado como Gokmen Tanis, un hombre de 37 años, nacido en Turquía y con un largo historial de antecedentes penales por robos, violencia y acoso sexual. Hace solo dos semanas había declarado ante un tribunal acusado de violación.

El lunes, a las 10:45 de la mañana, hora local, el individuo sacó una pistola cuando viajaba en un tranvía por un barrio del oeste de la ciudad. Testigos cuentan que abrió fuego primero contra una mujer y después disparó contra las personas que acudieron a socorrerla.

Tras el tiroteo, huyó en un coche, que abandonó a pocos kilómetros de distancia. Durante horas, la ciudad holandesa contuvo la respiración y la población permaneció encerrada a la espera de que todo terminara.

"Es la primera vez que ocurre algo como esto en Holanda y resulta bastate chocante. En mi oficina, todo el mundo estaba gritando asustado, pero cerramos las puertas y no hubo problemas", relata una joven.

"Tuve que quedarme en clase durante ocho horas -añade un chico-. Nos dijeron que no saliéramos del edificio. Las puertas estuvieron cerradas todo el día".

"Por supuesto que es horrible que mueran tres personas y estoy muy triste, pero no estoy muy preocupada por mi propia seguridad", asegura una mujer.

La agencia turca Anadolu asegura que el presunto asesino actuó movido por "asuntos familiares" y la primera mujer a la que disparó era una pariente.

Mientra prosigue la investigación, en Holanda se llama a la unidad del país frente a lo que el primer ministro, Mark Rutte, ha definido como un "acto de terror contra una sociedad abierta y tolerante".