Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Reino Unido intensifica la lucha contra los contenidos dañinos en Internet

Reino Unido intensifica la lucha contra los contenidos dañinos en Internet
Derechos de autor
REUTERS/Akhtar Soomro/File Photo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno británico se pone serio con la irresponsabilidad de ciertos medios. Según una nueva propuesta de ley anunciada este lunes, las redes sociales y las empresas de tecnología podrían ser multadas o incluso bloqueadas si no protegen a los usuarios de determinados contenidos dañinos.

El llamado Libro Blanco de Online Harms es una propuesta conjunta del Ministerio de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte (DCMS) y del Ministerio del Interior, presentado con el objetivo de reducir la difusión de contenidos nocivos en Internet.

No se ha hecho lo suficiente para proteger a los usuarios. Es hora de hacer las cosas de manera diferente.
Theresa May
Primera ministra de Reino Unido

Entre estos contenidos se encontrarían todos aquellos que incitan a la violencia o fomentan el suicidio, la desinformación o el ciberacoso, así como los facilitan el acceso de los niños a material inapropiado. El Gobierno también exigirá a las empresas que hagan debidamente frente tanto a los contenidos terroristas como a los de explotación y abuso sexuales de los niños.

"No se ha hecho lo suficiente para proteger a los usuarios" confesaba la primera ministra británica Theresa May. "Es hora de hacer las cosas de manera diferente. Hemos escuchado a los activistas y a los padres y estamos formalizando el cuidado que las compañías de Internet deben tener para mantener a la gente segura".

¿Por qué ahora?

Acceder a material dañino a través de internet es últimamente algo tan sencillo como frecuente, lo cual ha causado una creciente preocupación entre los usuarios. El mes pasado, el mundo entero presenciaba a través de Facebook Live el tiroteo en dos mezquitas de Nueva Zelanda en el que murieron 50 personas.

Australia movió ficha rápidamente, aprobando en cuestión de pocos días una ley que castiga con multas e incluso penas de cárcel a los ejecutivos de las redes sociales o de cualquier otro servicio de video que no elimine contenidos violentos que estén en sus plataformas.

En Reino Unido, la preocupación respecto a este asunto ha ido en aumento a raíz de la muerte de Molly Russel, una joven de 14 años que se quitaba la vida tras ver en internet material que incitaba a la depresión y el suicido, según denunció su padre.

¿En qué consiste la ley?

La intención del gobierno británico es la de designar a un regulador independiente encargado de asegurarse de que cumplen las nuevas leyes y de hacer cumplir un "código de buenas prácticas" con el que proteger a los usuarios de los contenidos nocivos.

El regulador tendría a su vez el poder de imponer multas a las empresas de las redes sociales que no protejan a las personas de dichos contenidos dañinos. En su mano estaría también el bloqueo al acceso a algunos sitios web y el responsabilizar a los ejecutivos por no haber procedido ellos a ese bloqueo. Las leyes se aplicarían a todas las plataformas de redes sociales, sitios de alojamiento, foros de discusión pública, servicios de mensajería y motores de búsqueda, dijo un comunicado de prensa.

"Queremos que Reino Unido sea el lugar más seguro del mundo a la hora de conectarse a Internet y para iniciar y desarrollar un negocio digital", informaba el Secretario Digital Jeremy Wright. "Y nuestras propuesta de ley ayudará a garantizar que todo el mundo en este país pueda disfrutar de Internet de forma segura".