Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

LAP-149, el microscópico grano de polvo espacial que revela secretos sobre el sistema solar

Ilustración de la explosión de una estrella
Ilustración de la explosión de una estrella -
Derechos de autor
Universidad de Arizona
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

LAP-149 es un grano de polvo de estrellas microscópico (del tamaño de un microbio) que ha viajado por el espacio duranto más de 4.500 millones de años, hasta que aterrizó, atrapado en un meteorito rocoso, en la Antártida. Ahora un equipo internacional de científicos ha podido determinar que se trata del producto del estallido de una "nova", previo a la formación de nuestro sistema solar.

Se trata del primer grano de metorito conocido formado por grafito y silicato al mismo tiempo.

El profesor Jordi José, del Instituto de Estudios Espaciales de Catalunya, que ha participado en la investigación junto a la Universidad Politécnica de Catalunya, explica que "el grano fue incorporado a y mezclado con el material nebular que, poco después, daría origen al Sistema Solar, hace unos 4.500 millones de años, y luego pasó a incrustarse en un meteorito primitivo".

El descubrimiento desafía algunas de las ideas actuales sobre cómo las estrellas moribundas siembran el Universo con materias a partir de las cuales se formarán los planetas y, en última instancia, las moléculas precursoras de la vida, según detalla el comunicado del instituto catalán.

"El LAP-149 ha tenido una vida verdaderamente peligrosa: nació en el espacio, del material expulsado en una explosión estelar; vagó en el medio interestelar sobreviviendo a los rayos cósmicos y a las radiaciones de enorme energía, hasta quedar atrapado en la nube de gas y polvo que se convertiría en nuestro Sistema Solar", añade el investigador del IEEC-UPC.

Pierre Haenecour, investigador de la Universidad de Arizona, ha dirigido la investigación y es el autor principal del artículo publicado en la revista Nature Astronomy. Señala que "estos granos de la era presolar nos dan una idea de los bloques de construcción de los que se formó nuestro Sistema Solar. También proporcionan una instantánea directa de las condiciones de la estrella en el momento en que se formó este grano".

La novedad de esta investigación, es que ha permitido comprobar datos sobre la composición química de las explosiones estelares que hasta ahora sólo se habían adivinado gracias a modelos de laboratorio. El pequeño LAP-149 lleva el mensaje de que los gases primigenios que formaron nuestro sistema solar, estaban "contaminados" con granos ricos en carbono y oxígeno.

"Las explosiones estelares nos permiten entender cómo el Universo, que durante los primeros cientos de millones de años después del Big Bang era químicamente muy pobre, presentando sólo hidrógeno, helio y un poco de litio, se ha enriquecido progresivamente con la mayoría de los elementos químicos que hoy se encuentran en la tabla periódica. Estos elementos forman la base de nuestro planeta y de nuestros cuerpos" explica Jordi José.