Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

¿Por qué los manifestantes de Hong Kong decidieron dejar de organizarse en Facebook?

¿Por qué los manifestantes de Hong Kong decidieron dejar de organizarse en Facebook?
Derechos de autor
REUTERS/Tyrone Siu
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

A principios de la semana pasada, la asediada directora ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, dijo a los periodistas que el controvertido proyecto de ley de extradición "está muerto".

El anuncio fue fruto de semanas de protestas durante las cuales cientos de miles de personas llenaron las calles del antiguo protectorado británico para exigir la continuidad de la independencia judicial, y que aún continúan convocándose.

En 2014, manifestaciones masivas, conocidas como el movimiento 'Occupy Hong Kong', agitaron la ciudad durante tres meses exigiendo la independencia electoral.

Pero aunque marcó un despertar cívico para muchos residentes y activistas, no logró que Pekín retirara la medida de preselección de los candidatos a la presidencia de Hong Kong por parte del Partido Comunista Chino (PCCh).

Entonces, ¿qué cambió?

La gente no usa Facebook

Algunos creen que el cambio de Facebook a otras redes sociales para difundir el mensaje entre los manifestantes puede ser clave.

Según EconReporter, un medio de investigación independiente de Hong Kong, la generación 2014 dependía de Facebook.

Pero Jacky Chan Man Hei, exsecretario general de la federación de estudiantes de Hong Kong que ahora estudia teoría política en el Reino Unido, dijo a Euronews que "la mayoría de la gente joven ya no usa Facebook y recurrió a Snapchat o Instagram".

En el centro de la cuestión está el algoritmo de Facebook, que da prioridad a las publicaciones que provocan un intenso debate en la sección de comentarios.

"En 2014, Facebook amplificó los desacuerdos entre las distintas 'escuelas de pensamiento'", escribió EconReporter.

Para Man Hei, "Facebook no es una herramienta útil para el movimiento, excepto para aquellas celebridades y fiestas, en las que hacen anuncios y declaraciones".

En cambio, los mensajes escritos de Facebook han dado paso a los vídeos, imágenes y transmisiones en directo de Instagram.

Promover las decisiones democráticas

Pero las dos redes sociales están lejos de ser las únicas plataformas disponibles que los manifestantes han estado utilizando.

Según Man Hei, Telegram se ha convertido en el servicio de mensajes más utilizado, sobre todo porque está cifrado.

El foro LIHKG también ha sustituido al HKGolden utilizado en 2014, que fue criticado después de que los administradores del sitio se vieran obligados a entregar a las autoridades la dirección IP de un joven de 23 años.

"Creo que es muy importante que las personas puedan ser anónimas en LIHKG y puedan decir lo que realmente piensan, sin preocuparse de las rivalidades y del juicio a otras personas", explicó Han Mei.

Los usuarios necesitan registrarse con una dirección de correo electrónico, lo que restringe un poco su número, y luego pueden asignar una serie de puntos a un mensaje con los mejor valorados que aparecen de forma prominente en las páginas - de forma similar a Reddit.

¿El resultado? Menos tiempo para pelear, más tiempo para planear y ejecutar.

Luego, una vez en las calles, y para mitigar el impacto de cualquier intento de las autoridades de restringir el acceso a ciertas plataformas, los manifestantes recurrieron a características como Apple Airdrop, que permite compartir panfletos digitales incluso cuando están sin conexión a Internet.

"En 2014, el movimiento no tenía experiencia y los líderes no sabían cómo manejarlo y promover decisiones democráticas dentro de él", dijo Han Mei.

"El futuro del movimiento antiextradición dependerá de si podemos mantener el impulso (...). Tenemos que ser buenos contando otra historia, ya no centrada en el aspecto del choque, sino en cuestiones como la relación entre las personas y el sentimiento de comunidad", añadió.