Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Videojuegos movidos con la mente para personas discapacitadas

Videojuegos movidos con la mente para personas discapacitadas
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Un equipo de científicos suizos ha desarrollado un sistema que permite a las personas con discapacidades motoras graves, como la tetraplejía, jugar a videojuegos utilizando sólo la potencia de su cerebro.

Samuel Kunz, que quedó paralizado tras un accidente, utiliza la interfaz cerebro-ordenador para controlar a un avatar a través de un campo de regatas en un juego de ordenador especialmente diseñado para esto: el llamado "Brain Driver".

Kunz, que participa en la prueba, es capaz de "pilotar" el coche de carreras digital utilizando únicamente las señales cerebrales transmitidas a un ordenador a través de electrodos colocados en su cabeza.

Esta navegación requiere mucha práctica y esfuerzo, explica Kunz. "Tengo que estar muy concentrado. La conexión entre mis dedos y mi cerebro ya no existe. Todavía trato de mover los dedos sólo en la cabeza, así que se necesita mucha concentración para hacerlo exactamente de la misma manera cada vez".

El año que viene, los campeonatos de cibathlon invitarán a personas con discapacidades físicas de todo el mundo a Zurich para que compitan utilizando la última tecnología. 'Brain Driver' se exhibirá en la competición, con cuatro participantes corriendo, cada uno en su mente, para cruzar la línea de meta.

El objetivo final de la investigación es desarrollar la tecnología para el control de dispositivos como las sillas de ruedas para personas con una capacidad de movimiento limitada.

¿Cómo funciona?

Los avatares en línea son controlados por señales cerebrales, transmitidas al ordenador por electrodos conectados a la cabeza de los usuarios. Según explica el Doctor Rea Lehner, "estos electrodos se conectan a un amplificador y luego al ordenador y a nuestros algoritmos. Los algoritmos calculan la señal cerebral y envían comandos al juego que nuestro piloto puede controlar".

Esto resulta complejo, ya que las señales cerebrales son reducidas en comparación con la actividad muscular. "Necesitamos asegurarnos de filtrar cualquier actividad muscular y lo que nos queda es la señal cerebral pura", asegura.

Uno de los mayores desafíos para los neurocientíficos en el proyecto ha sido en realidad algo que sirve para proteger el cerebro: el cráneo. "El cráneo es un muy buen aislante y, por supuesto, protege tu cerebro, eso es bueno, pero también protege las señales que tu cerebro está produciendo de nosotros, que queremos leerlas", explica Nicole Wenderoth, profesora de control neuronal en Zurich.

La próxima generación de tecnología podrá ver la implantación de sensores y electrodos no invasivos en el cerebro mismo.